jueves, 5 de febrero de 2015

Tarte au Maroilles

 

Hay momentos en la vida en los que te planteas muchas preguntas, en los que dudas y no sabes muy bien cómo reaccionar. Estás como bloqueado.
Suele ocurrir cuando te pasan cosas que no te esperabas para nada y que te pillan de sorpresa.

Eso es lo que me ha pasado.
Estaba convencida de que el año 2015 iba a ser maravilloso, estaba mentalizada, y no podía haber empezado peor...
No voy a entrar en detalles pero he ido cumulando los disgustos desde que entró el año y, sin darme cuenta, he dejado de lado muchas cosas. He estado muy apagada y desganada, sin ánimos para dedicarme a las cosas que me gustan, y a día de hoy, no está todo solucionado pero algunos temas ya van mejorando. Aún así, me sigo sintiendo como aletargada, cosa que no me gusta para nada.

Me considero una persona alegre, o al menos fuerte, y quiero retomar mi vida de forma normal.
Así que me he propuesto volver a mi rutina, incluyendo la del blog, aunque sea a un ritmo muyyyyy relajado.
Y para volver a ello, he pensado que lo mejor sería preparar una receta de mi tierra, de Flandes.
¿No os parece?


No me ha costado mucho elegir la receta, ya que la tenía en mente desde hace mucho tiempo.
Esta vez, he optado por una rica tarta de queso Maroilles, todo un símbolo de Flandes.
Puede que os suene este plato, ya que esta receta es la que presentó Laura en mi concurso de Recetas de Flandes del año pasado.
Su versión era distinta, más parecida a la "Goyère des Flandres" pero ambas recetas están muy ricas, ¡lo prometo!

El Maroilles proviene de la ciudad del mismo nombre, que se sitúa en la región del Avesnois. Es un queso suave de leche de vaca, de corteza naranja con un olor muy fuerte y un sabor muy característico. Al ser tan intenso, suele usarse en preparaciones como tartas y salsas, aunque también puede consumirse en crudo.
De hecho, si habéis visto la película Bienvenidos al Norte, os habréis fijado en que los protagonistas desayunan este queso en la primera mañana de llegar al Norte.
Eso sí que es un desayuno de campeones, con dos... ¿tazones de café?
:-)

Yo lo he comprado en el puesto de L'affineur de fromage en el Mercado de las Maravillas de Madrid, y si os interesa, tienen tienda online.
Aquí tenéis el enlace al queso en su Web.

La receta de la tarte au Maroilles consiste en una masa levada cubierta con queso.
Supuestamente, la versión que os propongo es la original de la Abadía de Maroilles.
No sé si será verdad o no pero sí sé que ¡está de muerte!


Veamos cómo se hace...

Ingredientes:
Para la masa
150 g de harina
25 g de mantequilla sin sal
2 huevos (a temperatura ambiente)
3 g de levadura fresca
1 pizca de azúcar
1 pizca de sal
40 g de agua (o de leche) templada (un golpe de microondas 30 segundos)

Para la cobertura
200 g de queso Maroilles (1/4 de queso) (en su defecto, se podría usar queso Raclette)
50 ml de nata líquida
pimienta molida


Receta:
Primero, diluye la levadura desmenuzada y el azúcar en el agua templada.
Corta el queso en lonchas lo más finas que puedas (no le quites la corteza, es lo que le da el sabor.. ¡y el olor!).
Funde la mantequilla (al microondas, 40 segundos).
En una fuente, forma un volcán con la harina y la pizca de sal. Echa los huevos en el centro.
Bate con un tenedor, desde el centro incorporando la harina poco a poco.
Añade la levadura diluida. Mezcla batiendo con el tenedor, intentando incorporar todo el aire que puedas.
Agrega la mantequilla fundida y bate de la misma manera hasta obtener una masa lisa y homogénea.
Tiene que quedar líquida pero más bien espesa, un poco más gorda que la masa para crêpes.
Ahora, engrasa un molde redondo tipo tartera, preferiblemente con mantequilla.
Vierte la masa en el molde.
Extiéndela para cubrir todo el fondo.
Cúbrela con las lonchas de queso. Tiene que quedar totalmente cubierta.
Mezcla la nata con la pimienta molida (no seas roñoso con la pimienta, le da el punto rico).
Con la ayuda de un pincel, pinta toda la tarta.
Deja que leve a temperatura ambiente (20-25 ºC) durante hora y media/dos horas.
Precalienta el horno a 175 ºC.
Hornea durante 20 minutos + 2 minutos en grill para tostar.

Y ahora, sólo queda disfrutar de esta maravilla, recién sacada del horno, tierna, esponjosa y sabrosa...


Como veis, el queso, al fundirse, atraviesa la masa y también cae en el fondo del molde, delicioso...


Si lo preferís, también se puede comer fría, ¡está igual de rica!
¿Os apuntáis a un trocito como ése?


Ah, y para los amantes de cerveza, por supuesto, lo mejor es acompañarla de una buena cerveza belga de abadía.
¡Que os aproveche!


14 comentarios :

  1. Ooooooooooooohhhhhhhhh me he quedado sin palabras... Mientras me recupero del shock... Espero que todo se vaya encaminando a mejor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje! Gracias, Montse! Un abrazo

      Eliminar
  2. ains me acuerdo que la última vez que fui a Francia lo tenía en las manos (el Maroilles) y por coger uno con otra fecha me confundí y agarré otro similar... el disgusto que me llevé al darme cuenta... aunque me ahorré un olorcito en la maleta jajajajaja
    intentaré buscarlo por aquí por el mercado que a veces tienen cositas de tu tierra... y probar tu tarta... la que conocía era como la que hizo Laura y ahora quiero probar esta que con masa levada tiene que estar también requetedeliciosa!! (me recuerda a la relación entre las dos tarte au sucre, una con masa levada y otra no)
    muchos ánimos y muchos besos, sis <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, ¡muy bien!! Espero que encuentres el queso, aunque ya te digo, con Raclette el resultado debe de ser parecido.
      Ya verás, te va a encantar!!
      Menuda desilusión cuando verías el otro queso, aunque tienes razón, el olor te lo ahorraste, jeje!!
      Qué curioso que mencionaras lo de la relación con las dos tartes au sucre porque es justo lo que pensé cuando la preparé, es que somos mentes afines... ;-)
      Un besote grande, sis, y muuuchas gracias!! MUASSS!!

      Eliminar
  3. Cocinar siempre ha sido un buen desestresante, asi que ánimo!! esta tarta no la conocía pero tiene muy buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, y comer cosas ricas siempre sube el ánimo, verdad?
      Espero que la pruebes. ;-)
      Muchas gracias, Carmen! Un besito!

      Eliminar
  4. Querida Aurèlie, me alegro mucho verte de nuevo por aquí. Verás como poco a poco, todo se va tranquilizando..y vienen épocas mejores.
    Esta tarta se ve fantástica. De ese puesto de quesos hablaré próximamente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, muy bien, que lo bueno se dé a conocer! :-)
      Muchas gracias, un besito, Mon!

      Eliminar
  5. Muchos ánimos guapa... seguro que todo mejorará :)
    La tarta no la había escuchado pero suena muy rica
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Aisha!
      En cuanto a la tarta, me encantaría que la probases, tan viajera gastronómica como eres, seguro que te aficionas... ;-)
      Un besito

      Eliminar
  6. Siento mucho que se te hayan acumulado malos momentos en este comienzo del año Aurélie; cuando las desgracias y los malos tragos llegan todos juntos se pasa mucho peor y es verdad que te deja como bloqueada... Espero que todo se vaya solucionando y que ya el 2015 sólo te tenga reservados buenos momentos :).
    Volver a la rutina y volver a la cocina es una buena terapia, y más con delicias de tu tierra! No conocía el queso ni la receta, pero tiene que ser impresionantemente buena. Todo un desayuno de campeones, sin duda!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! Ya te digo, esta tarta es ara el aperitivo pero en crudo con pan es un desayuno típico pero fuerte, sí.
      Muchas gracias por el apoyo, Liliana. Ya se irán solucionando todo, seguro. ;-)
      Un besito

      Eliminar
  7. Oh!!!!!!!!!!!!!!!

    No había visto la tarta!!!

    Sí, se nota que no solo no publico, sino que reviso el Bloglovin y visito a mis amigos menos que al dentista.

    Al lío, el 2015 va a ser maravilloso, puede serlo, por suerte, hay cosas que son más o menos reversibles, y como poco a poco vuelven las cosas a su sitio, volverás tú. Bueno, ya hablaremos jiji

    Oh, cuando comimos el Maroilles, no le dije a mi novio ni a mis padres que era el queso de la peli (no lo sabía), ¡¡¡verás qué risa cuando se lo cuente!!! :D

    Copio-pego la receta, que tenemos que comprar más, el pollo de Cuisine d'ici es una pasada!!

    Un besito, Au!!!!!!! Me ha encantado verte aquí con tus ppf :P

    PD: Nótese uno de mis chistes malos, que yo al dentista le visito todos los días, jojojo
    PPD: Dios, qué pena, ¿no censuras este tipo de comentarios?
    PPPD: Hey, te debo una ch'ti receta!!!!!! Y quier oque sea el tiramisú!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji!!
      Eres lo más, jajaa!! De censura nada, tú verás... :-P
      El pollo, no me extraña, tenía una pinta de muerte. Ya verás cuando pruebes la tarta... ;-)
      Tus padres por fin podrán asociar la peli con el queso, ueeee!!
      Lo de la ch'ti receta, aquí estoy, esperando con ansia, jeje!
      Un besote, guapa!!

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!