viernes, 28 de julio de 2017

Salmorejo de remolacha


Hace muuucho tiempo que no publico pero me perdonareis porque hoy vuelvo con una receta muy rica y veraniega: un salmorejo de remolacha que ¡está para chuparse los dedos!

Tuve que hacer varias pruebas e intentos para conseguir la versión que más me gusta y, curiosamente, fue con tomates de lata que conseguí lo que iba buscando...
Sí, es raro pero por una vez, no usar tomates frescos ha sido el secreto.
Obviamente, tampoco uséis tomate de lata del más barato pero con uno de calidad media-alta, os vale.

En cuanto a cantidades, reconozco que soy de punto justo de ajo y vinagre, pero eso es cuestión de gustos y os recomiendo ir probando hasta conseguir vuestro punto personal. 



Ahora, lo del yogur y las lascas de parmesano, para mí, es algo indispensable.
No podéis pasar de ello, complementa a la perfección el salmorejo, os lo prometo.

Aunque sea solo una cucharadita de yogur, veréis, es total...

Y como no hay nada más fácil que esta receta, os la cuento y ya podéis poneros con ella.


Ingredientes:
1 lata grande de tomates pelados (780 g)
1 remolacha cocida mediana
1 diente de ajo
1 c.café de sal
1 c.sopera de vinagre
3 c.sopera de aceite de oliva
1 bollo pequeño de pan (o 1/3 de barra de pan de miga compacta)

Para acompañar:
yogur natural griego
lascas de parmesano
sal ahumada de Maras

Receta:
En una jarra grande, una fuente o en el vaso de la batidora, pon el pan, el ajo y cubre con el resto de ingredientes.
Tritura (con la batidora) hasta que quede muy fino y bien molido.
Deja el salmorejo en el frigo hasta la hora de servir.
Para presentarlo, en una copa/un cuenco de cristal, pon una cama de yogur natural griego, cubre con salmorejo y añade unas lascas de parmesano y un poco de sal ahumada.



Espero que os animéis, con el fin de semana a la vista, seguro que cae fenomenal.
Contadme qué os parece...

¡Besos a tod@s y buen fin de semana!