lunes, 19 de septiembre de 2016

Ajoblanco


Tras una bajada espectacular de las temperaturas, parece que los primeros días del otoño van a ser soleados y muy agradables.
Yo no me quejo, ya sabéis que no soy nada de frío.
Prefiero mil veces tener calor a tener frío, yo soy así.
Y con este solecito tan suave, a mí me siguen apeteciendo platos fríos, lo reconozco.

Estamos en temporada de uvas, y dado que a mí que me encanta esta fruta, no puedo estar más contenta.
El otro día compré un racimo enooorme de uvas rojas bien hermoso, y después de comerlas con queso, me quedaba un poco y se me ocurrió aprovechar y preparar un ajoblanco.

En esta ocasión, he usado ajo ahumado que trajimos de nuestro viaje a Escocia pero la receta es casi la misma con ajo normal y corriente.
Me imagino que con ajo negro debe de saber a gloria también, y estoy deseando probarlo...
En todo caso, iré editando la receta con los dos o tres experimentos más que tengo en mente... :-)

Sobre el ajo ahumado, he de decir que es un producto casi desconocido en España y fuera pero que yo conozco desde pequeña.
Es bastante más suave que el ajo normal y tiene un toque ahumado que aporta un toque muy curioso a los platos.
Tengo publicada en el blog una receta de sopa de ajos ahumados típica de la ciudad de Arleux, en Flandes, que está de muerte...
Es un plato muy reconfortante para los días de frío y no resulta nada fuerte.

Pero bueno, hoy le toca al ajoblanco, que se puede consumir casi todo el año y es muy fácil y barato de preparar.


La receta es de Directo al paladar, aunque un poco adaptada a nuestros propios gustos.
He usado un pan de molde casero, unas almendras de la tienda de frutos secos de mi barrio, que son excelentes, y un aceite de oliva de Huelva buenísimo.
Porque, al ser una receta que usa muy poco ingredientes, es importantísimo usar buenos productos, ya que si no, el resultado final puede ser bastante decepcionante.

Espero que os guste y que os animéis antes de que termine el verano...

Ingredientes (para 1,25 L aprox.):
150 g de miga de pan (preferiblemente de masa dura, tipo "bollo sevillano")
100 g de almendras crudas peladas
1 diente grande o 2 pequeños de ajo (3 de ajo ahumado y si os gusta fuertecito, podéis echar un poco más)
100 ml / 90 g de aceite de oliva virgen extra
20 ml/g de vinagre (de sidra)
1 cdta de sal fina
800 ml/g de agua fría (si te gusta más líquido, 1 L)



Receta:
En la batidora de vaso, pon el pan, el ajo, la almendras, la sal, el vinagre, el aceite y cubre con parte del agua.
Bate hasta conseguir un puré perfectamente liso y homogéneo.
Añade el resto del agua y bate hasta integrar.
Si lo ves muy espeso, puedes añadir más agua.
Deja en el frigo unas 2 h para que asienten los sabores y que esté bien frío a la hora de servir.

Para acompañar, un chorrito de aceite y unas uvas, ¡y listo!



Estás a tiempo de prepararlo hoy, aprovechad antes de que llegue el frío...
;-)

¡Besos a tod@s y buena semana!