martes, 7 de mayo de 2013

Bundt cake de limón y semillas de amapola


Desde que conseguí hacer mi primer bundt cake (éste de calabaza y especias), estuve pensando en preparar uno de limón y semillas de amapola.

La amapola es mi flor favorita, por su color rojo intenso, su delicadeza y su lado tan efímero.
Hace un par de semanas, empezaron a salir las amapolas por todas partes y no me pude resistir a sacarles fotos sin parar.
Ésta en concreto la saqué en la Dehesa de la Villa, una mañana preciosa y soleada:


Y, como no, la amapola también me gusta en las recetas.
Uso sus semillas en ensaladas, postres y bollos, me encantan, especialmente con limón...

Por eso quería preparar un bundt cake de limón y amapola rico riquísimo pero no fue nada fácil dar con una receta adecuada. Quería uno con un sabor intenso a limón y con esta textura densa que caracteriza a los bundt cakes y he tenido que hacer varios intentos.
Después de probar varias recetas de la red, una de Sabores.com (de lima, limón y cardamomo) llamó mi atención y es la que me ha inspirado este bundt cake que os traigo hoy.

Para los dulces de limón, para que tengan un sabor más pronunciado, es muy importante echar el zumo y la ralladura de la piel. Si no se echa la ralladura, está bueno, obviamente, pero no tiene tanto sabor como a mí me gusta.
Ahora, os digo por experiencia que no uséis limón del supermercado para esta receta, es muy importante usar un limón natural, madurado en el árbol, a ser posible ecológico.
Ya que va a ser el sabor principal, merece muchísimo la pena gastar un poco más (y será muy poco) dado que su sabor será incomparable.

En cuanto a la textura, he descubierto que los bundt cakes, por mucho (muchísimoooo) que cueste aguantar, están mucho más ricos a los 2-3 días de prepararlos.
El tiempo potencia su sabor y da firmeza a la miga, confiriéndole esta textura densa y prieta tan especial.
Sé que es duro aguantar y de hecho, siempre como un trocito al día siguiente pero he de decir que al día siguiente y al otro ¡me gusta muchísimo más!

Así que espero que probéis este bizcocho porque creo que no os va a defraudar...

Ingredientes:
Para el bizcocho:
250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
230 g de azúcar
240 ml de leche + 1 cc de zumo de limón
3 huevos a temperatura ambiente
390 g de harina
1 cc de bicarbonato
2 limones
1 cs de semillas de amapola

Para la decoración:
1 limón
200 g de azúcar glace
semillas de amapola

Receta:
Primero, engrasa el molde. Para ello, yo no uso el spray especial que tanto recomiendan sino un método que me va muy bien: vierto un chorrito de aceite de girasol en el molde y lo voy extendiendo con una brocha de silicona hasta cubrir perfectamente el molde. Lo pongo boca abajo encima de una rejilla y una bandeja y lo dejo escurriendo mientras preparo el bizcocho.
Ahora, prepara todos los ingredientes y asegúrate de que la mantequilla esté blanda tocándola con el dedo (se tiene que hundir). Córtala en daditos.
Lava bien los dos limones con un cepillo, sécalos con papel de cocina, rállalos y reserva la ralladura.
Luego exprímelos y vuelca como 1 cc del zumo en la leche para que se forme el buttermilk.
Mezcla el resto del zumo con la ralladura y las semillas de amapola en un cuenco y reserva.
Tamiza la harina y el bicarbonato juntos. Reserva.

Precalienta el horno a 160 ºC.
Ahora, con la batidora de varillas, mezcla la mantequilla con el azúcar hasta que se forme una pasta/crema (necesitarás entre 3 y 5 minutos).
Añade los huevos de uno en uno (espera a que el anterior esté integrado para añadir el siguiente).
Agrega 1/3 parte de la harina con bicarbonato tamizados.
Cuando estén integrados, añade la mitad de la buttermilk.
Cuando esté integrada, repite sucesivamente con otro tercio de harina, el resto de buttermilk y finalmente el resto de harina (siempre tienes que esperar a que esté integrado).
Para terminar, incorpora la mezcla de zumo con ralladura y semillas y mezcla con una espátula hasta repartir todo bien.
Vuelca la masa en el molde y hornea durante 60 minutos.
Si ves que sube mucho o se tuesta por arriba muy pronto, baja la temperatura del horno para que se haga bien por dentro.

A la hora de desmoldar, recomiendan desmoldar los bundt cakes a los 15 minutos de sacar del horno pero mi molde no se presta a ello, se me rompe el bizcocho, así que eso os dejo probarlo.
En mi caso, tarda mucho en enfriarse así que tengo que esperar unos 45 minutos antes de desmoldar.

Cuando esté totalmente frío, se puede decorar.
Eso sí, si pensáis esperar las 48 horas "ideales" para servirlo, esperad este momento para decorarlo.
Se conserva en una lata durante al menos 5 días.

Para decorar, prepara un glaseado de limón.
Para ello, primero, lava bien el limón con cepillo y sécalo con papel de cocina.
Ralla la piel y reserva la ralladura.
Exprime el limón y cuélalo en un cuenco.
Ve añadiendo el azúcar glace tamizado removiendo con una varilla para incorporarlo.
Con 200 g debería tener una textura espesita pero si no es el caso, añade un poco más.
Reparte encima del bizcocho tratando de guiarlo por la hendiduras del bizcocho.
Seguidamente, espolvorea semillas de amapola encima y luego reparte la ralladura de limón.
Al secarse el glaseado, se quedarán pegadas.






¡Y aquí está mi bundt cake de limón y semillas de amapola ideal!

Espero que os guste y que os animéis a probarlo, ahora o... ¡el invierno que viene! ;-)

44 comentarios :

  1. Que buena pinta ,a mi tambien me gustan mucho las semillas de amapola.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos dos, jeje!! Espero que lo pruebes, está muy rico! Besines, Encarnita!

      Eliminar
  2. Nos has dado una explicación que no deja la menor duda de como elaborarlo...y te ha quedado como la chef que eres,estupendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Elena! :-)))
      Un besote!

      Eliminar
  3. Me gusta, me gusta y me gusta, que más se puede decir....... extraordinario!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, María Jesús, me voy a sonrojar, jeje!
      Me alegro de que te guste, ya me contarás si lo pruebas... ;-)
      Besos

      Eliminar
  4. Ufffff!!! te ha quedado precioso, que perfecto!! y además buenisimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias!! buenísimo, ya te digo, qué pena que todo lo rico engorde... :-))
      Un beso, Susana!

      Eliminar
  5. Yo he hecho algunos bundts, poquitos, la verdad y no es que no me gustan, que sí me gustan, los moldes son preciosos y los bizcochos que salen de ellos desaparecen pronto pero los hago pocas veces.
    Las amapolas me recuerdan a mi niñez, cómo las margaritas, flores salvajes que crecían en los terrenos sin cultivar cerca de casa, con las margaritas hacíamos collares, pero no recuerdo el qué con las amapolas.
    Y tienes toda la razón, el limón mejor de cultivo ecológico o del limonero que tengamos o tenga el vecino, jajaja
    Me ha encantado el bundt, lo añadiré a la colección, a Tomás le gustan mucho los postres ácidos.
    Un besito, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando era pequeña también jugábamos con las flores, los botones de oro, que había mucho en primavera en mi tierra...
      Sobre los bundt cakes, mejor comerlos pocos porque engordan mucho, la verdad... Así que haces bien, aunque no te digo que como haces, de vez en cuando se agradece ;-)
      Si lo pruebas me cuentas.
      Un besito, Caty!!

      Eliminar
  6. Arélie se ve jugoso el interior y con ese glaseado y el toque crujiente que le dan las semillas de amapola, además de hacer el relleno mas vistoso, es un bizcocho para triunfar, fresquito para este tiempo de calor que debieramos tener ya entre nosotros. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, Virginia!
      Ha costado encontrar una versión que me gustara pero ésta no la cambio, jeje!
      A ver si vuelve el sol, que se está haciendo de rogar, jeje!
      Un besito!

      Eliminar
  7. Una pena no poder corroborar lo que cuentas sobre lo que mejora el bundt cake con el paso de los días, y no porque yo no pueda resistirme a no probarlo en un par de días, que ya quisiera yo, si no porque no dispongo de uno de estos moldes y no puedo saber cuál es el resultado.

    No tengo duda de que prescindir de la ralladura del limón en una receta dulce que la necesite hace que pierda sabor. No hace mucho que he podido poner a prueba las semillas de amapola, que no entran en mi casa porque mi marido es alérgico a ellas. No es tampoco una de mis flores favoritas; me quedo con la cala, aunque de esta no se puede sacar nada de provecho para la cocina.

    Contando como nos cuentas lo bueno que está este bundt, ya te imagino deseosa de terminar la sesión de fotos para darle un buen mordisco a esa porción :)

    BEsos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, es cierto! Y nos duró porque aguantamos, eh, que si no, volaba, jeje!
      Un besito, Yolanda!

      Eliminar
  8. De verdad que son bonitas las amapolas y ahora es que están preciosas.
    No sabía yo esta combinación de limón y amapola y me ha gustado muchísimo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que no creo que se pueda comer la amapola en sí aunque no lo sé... Ahora, las semillas, son ideales con el limón ! ;-)
      Un beso!

      Eliminar
  9. Qué linda esa amapola, Aurélie!!!! Me encanta, es preciosa!
    Hace tiempo que quiero hacer un bizcocho con semillas de amapola, a ver si un día de estos me animo. El tuyo se ve estupendo, ese glaseado de limón le sienta genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Elena!
      No hace mucho vi un bizcocho de naranja y semillas que también se veía muy bueno. Aunque seguro que tú sacas una receta fantástica y me quedo embobada, jeje!
      Un besito, guapa!

      Eliminar
  10. Nos parece precioso, el corte es espectacular porque se adivina super jugoso y tierno.
    Y qué decir de la amapola: sencilla y efímera pero preciosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Me alegro de que os guste.. :-)
      Besos

      Eliminar
  11. Mi preciosa Aurélie quiero postre, quiero un trozo de tu cake de limón y semillas de amapola...que rico, que dulce, que antojo!!

    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, qué penita, porque ya voló... :-S
      Pero si vienes, te preparo un postre igual, no te preocupes... Sé de uno de coco fácil y rápido que es una delicia! ;-)
      Un besito, guapísima!

      Eliminar
  12. ese corte lo dice todo! se ve fantastico tiene que ser una delicia para el paladar!! estoy segura de que no quedan ni las migas, bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni una miguita, jeje!!
      Después de aguantar varios días, luego, vuela! ;-)
      Gracias, Vívi, un besito!

      Eliminar
  13. Nunca he probado las semillas de amapola, le dan un puntito de color precioso! Me encanta que sea de limón, los dulces con ese toque ácido me encantan!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te lo recomiendo, como no!
      Así me cuentas que te ha parecido ;-)
      Un besito, Wada!

      Eliminar
  14. Se ve delicioso Aurélie! Me encantan los bundt cake, y parece que coincidimos en los gustos, porque yo también quise probar uno con semillas de amapola, que de hecho salió publicado en la revista Vanille para la cual colaboro. Por si quieres echarle un vistazo, éste es el link http://issuu.com/chokolatpimienta/docs/vanille_primavera_verano_2013?mode=window
    Tu receta se ve exquisita, así que voy a probarla!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Biennnn!!
      Pues yo luego voy a ver la que me comentas tú, jeje!
      Un besito, Inés! ;-)

      Eliminar

  15. Limón y semillas de amapola, seguimos con parejas infalibles, ¿eh? :P
    Me encaaaaaaaaaaanta!!

    Mira que el otro día estuve a punto de comprar semillas de amapola blancas (siempre las tengo negras), pero me lleve lavanda, y creo que tengo que hacer unas madeleines (si consigo el molde) o unos financiers (pero con la forma que me dé la gana) de limón y lavanda :)

    Es que una compi de trabajo nos descubrió, cerca de Manuel Becerra, una tienda estupendíiiiisima, de comida super chuuuuuuuuuula, de tooooooodas partes (bueno, de todas...).
    Y allá fuimos a pecar las tres como tontas, te puedes imaginar.

    Jo, cómo me desvío, que te iba a decir que si has probado la amapola con mostaza, ¡hace una salsita, con no sé qué más tonterías, buenísima!

    Me da pena porque me gustan más las limas que los limones, pero mientras estos sí los encuentro ecológicos, las limas no :P A veces a mi madre le regala limones una amiga que tiene un limonero, pero cuando da, claro, y son taaaaaaan garndes y tan sabrosos, qué pena!
    Es como los tomates, ¡qué diferencia!

    Nunca he esperado tanto para comer un bundt, tomo nota de tu consejo, solo espero poder llevarlo a la práctica

    Uf, hoy he hablado hasta más de la cuenta, incluso para ser yo, ups...

    Un beso!!
    PD: Y esa miga tan chula es días después? ¡¡Si parece "nuevo"!! ¡¡Qué bueno!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaa!! Habrá que ir a la tienda y probar la mostaza con semillas de amapola, está claro!!
      Me alegro de que te guste.
      Las fotos éstas son de un día después, que es cuando cojo el primer trozo, jeje!
      Luego sigue un días más, dos, y poco más, la verdad... :-)

      A ver si consigo yo limones del jardín de alguien, este invierno recibí dos, fue la monda!! :-)

      Bueno, pues que tengas buena tarde, bella!
      Un besito!

      Eliminar
  16. Se ve delicioso además de preciosísimo!!! Me encantan los cítricos en repostería y pienso que le has puesto la cantidad perfecta de semillitas, ni pocas ni demasiadas...Te quedó fabuloso linda!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Mary!
      Un placer, a ver si lo pruebas ;-)
      Un beso!!

      Eliminar
  17. Yo me lo tomaria ahora mismo con un poco de leche uuuff que maravilla te quedo fantastico....Bessss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un vaso de leche fría, sí! Ummmm, buena idea... :-)
      Mil gracias Esther, un besito!

      Eliminar
  18. Aurélie como vamos a esperar al invierno que viene, esta primavera con una rica limonada nos comemos este bizcocho de una sentada y en invierno repetimos para mojarlo con un chocolate caliente, ves has preparado un bundt-cake atemporal. El glaseado le da un toque perfecto, queda precioso, en cuanto alas semillas de amapola, tendxré que volver aprobarlas la primera vez que lo hice no me gustaron nada, fue en un bollo industrial y vete a saber lo que comí.
    Ahora que la porción de la foto si que me la comia entera, se ve con un corte muy jugoso. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeee, un trozo o lo mismo dos, jeje!
      La verdad es que si no fuera por el calor del horno, comía bizcocho a diario pero mejor que no, en verano hay que no lucir michelines! :-)
      Pero vamos, con una horchatita también entra, eh...
      Mil besos, Rosalía!

      Eliminar
  19. Te ha quedado realmente espectacular!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Linda! Besitos!

      Eliminar
  20. Está estupendo, tiene una pinta muy rica!
    un beso

    ResponderEliminar
  21. Yo quieroooooooo!.....es que la combinacion limon amapolas me fascina!.....delicioso.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira Marcela, como ya no me queda aquí, es muy fácil: ya tienes la receta, lo pruebas y me cuentas, ¿te parece? :-))) ¡Jeje!
      ¡Un besito!

      Eliminar
  22. Mira que siempre me han llamado la atención als semillas de amapola, y por una cosa u otra no termino de traerlas a casa. Pero viendo tu bizcocho de limón y semillas...me dan unas ganas grandísimas!!

    Creo que he tardado demasiado en decidir que formen parte de mi despensa!

    El bizcocho tiene una pinta maravillosa Aurélie!!

    Besos grandes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, no te lo pienses más!!!
      Compra primero una bolsita y si te gustan pues ya sabes!
      Muchas gracias por tu visita y tu amable comentario! Un beso!

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!