jueves, 24 de noviembre de 2011

Speculoos de Navidad - Concurso *Tu mejor galleta navideña* de My Lovely Food



¡Hola a tod@s!
Hoy os traigo una receta especial...
¡¡Este finde hice mis primeras galletas decoradas!!
Llevaba un mes queriendo estrenar mis nuevos cortapastas comprados en el LIDL y me animé con el concurso de My Lovely Food "Tu mejor galleta navideña".
No creo que gane porque cuando veo las fotos que se van subiendo al Facebook de My Lovely Food, no sé si compito en la misma categoría...
¡Pero yo estoy muy contenta! Nunca había hecho galletas decoradas ni nada con glaseado y me lo pasé muy bien!!
Si me hubierais visto, parecía una niña pequeña...

Y si os cuento la verdad, creo que el premio del taller de decoración de galletas me vendría muy bien para mejorar técnica...
Los premios son una pasada, ¡cualquiera sería estupendo!

Lo que sí os puedo decir es que se necesita mucho tiempo para hacer galletas decoradas.
No es sólo por el tiempo de espera entre cada etapa sino por el tiempo que tardas en decorar cada galletita...
Eso sí, cuando compartes este momento con otras personas, ¡te lo pasas genial!

Bueno, a ver qué os parecen mis galletas navideñas...

Ingredientes:
Para las galletas
350 g de harina de trigo
250 g de azúcar moreno (a ser posible, vergeoise brune o cassonade)
250 de mantequilla
1 cc de canela molida
1 cc de mezcla de especias: clavo, nuez moscada, jengibre y anís
1 cc de levadura química
1 cc de sal

Para el glaseado
1 cc de zumo de limón
1 clara de huevo
1 taza de azúcar glace

Para decorar
coco rallado
azúcar blanco
chocolate fundido
gominolas, regaliz...

Receta:
Primero, el día anterior, preparamos la masa de los Speculoos.
En una fuente, pon el azúcar y las especias (4 especias y canela).
Corta la mantequilla en trozos y pásala a un cuenco apto para microondas.
Fúndela totalmente.
Vuélcala a la mezcla de especias y azúcar junto con el huevo.
Mezcla bien con la batidora.
Con las varillas de amasar, sigue mezclando y agrega poco a poco la harina tamizada (si quieres ganar tiempo, tamízala antes y déjala preparada), la sal y la levadura.
Mezcla hasta que esté todo bien integrado.
Entonces, como la masa estará un poco pegajosa, ve formando la bola en la fuente ya antes de sacarla.
Pasa la bola a un papel film y envuélvela.
Déjala reposar unas 12 horas al frigorífico.
Al día siguiente, prepara el material para hacer las galletas: cortapastas y bandeja cubierta con tapete de silicona o papel de horno.
Precalienta el horno a 180-200 ºC.
Enharina la encimera y el rodillo (yo suelo usar un colador para que se reparta mejor la harina).
Corta la bola de masa en 3 o 4 trozos.
Primero, para que pierda un poco el frío, trabájala con las manos.
Cuando esté un poco más maleable, deposítala en la encimera y esparce un poco de harina encima.
Ve estirándola con el rodillo...
...hasta que tenga una altura de unos 3-4 milímetros.
Ve recortando figuritas y ponlas en la bandeja de horno.
No hagáis como yo en mi primer horneado, no las peguéis mucho...
Porque se inflan un poco y se van pegando y deformando...
Esto es el modelo que NO hay que seguir. :-)
Éste sí es el modelo que hay que seguir: separar bastante las figuritas.
Ve gastando la masa poco a poco y no tires los recortes, ve apilándolos.
Esta última bola de recortes se vuelve a trabajar y se estira como el resto para terminar la última hornada de galletas.
Cada tanda tiene que estar 10 minutos cociendo: ojo, es mejor hornear tandas de galletas de la misma forma porque las más grandes requieren más tiempo de cocción.
Para dejarlas enfriar, es recomendable pasarlas a una rejilla. Y para que sea aún más rápido, puedes ponerlas al lado de la ventana abierta. :-)
Tras varias hornadas, ¡éste es el resultado!
¿A que son monísimas? 
Pero fueron aún más bonitas una vez decoradas...
Para el glaseado, en un cuenco ponemos la cucharadita de zumo de limón (colado).
Añade la clara de huevo.
Bate bien con la varilla.
Echa el azúcar glace con colador y sin dejar de remover con la varilla.
Así tiene que quedar (o incluso un poco más espeso pero no más líquido).
Coge una bolsa de congelados y córtale una esquinita.
Coloca la punta en el agujero.
Para llenar la manga, hay un truco: coge un vaso de cristal, pon la manga dentro, pero dobla la punta hacia arriba para que el agujero esté hacia arriba y no gotee. Abre la manga y vuelca el glaseado en la bolsa. 
No uses todo, reserva un poco para la segunda capa de decorado en las galletas.
Lo que no uses, cúbrelo con papel film directamente en la superficie del glaseado (si dejas aire, se secará y quedará inutilizable). Conserva en el frigo. 
Levanta los bordes y ya tienes tu manga pastelera.
Para decorar, sólo tienes que ir presionando la bolsa hacia la punta.
Para decorar las galletas, he usado sólo el blanco por varios motivos. Primero, porque no tengo colorantes alimentarios (porque no me gustan mucho las cosas químicas). Y segundo, porque para las formas que había elegido, el blanco era el color más adecuado: ángeles, estrellas y muñecos de nieve...
En la primera tanda, hice el decorado de las partes que quería dejar lisas y de las partes que sólo llevarían coco.
En algunas, puse rodajitas de regaliz de gominola.

Hay que dejar secar las galletas al menos 4 horas antes de seguir con la decoración. 
En la segunda tanda de decorado, usé el resto del glaseado con una bolsita nueva.
Hice las alas de los angelitos poniendo glaseado y coco rallado encima, y los decorados oscuros con chocolate negro fundido.
Y tras una noche de secado, ¡así quedaron mis Speculoos de Navidad!






Este abeto tiene efecto nevado gracias al azúcar blanco que eché encima del glaseado recién aplicado. Cuando estuvo seco, hice las bolas con el glaseado de la segunda tanda de decoración.





Y lo mejor... ¡Con un té de Navidad!

Me llevé las galletitas al trabajo al día siguiente y gustaron mucho, ¡no quedó ni una!
Ahora, a ver si hay suerte con el concurso... :-)

12 comentarios :

  1. Te han quedado estupendas!!! Si ves las primeras que hice yo te desmayas de risa...Ahora harás galletitas sin parar, ya verás...

    ResponderEliminar
  2. Seguro, si ya me he comprado biberones con punta metálica, jeje!!
    Ya iré publicando los avances... :-)
    Gracias por tus ánimos, Mary! :-D

    ResponderEliminar
  3. Wow! vaya trabajazo, Aurélie. Yo tengo una amiga que me enseñó a hacer galletas decoradas y sé el trabajo que supone. Me encanta cómo has explicado todo el paso a paso. Espero que tengas suerte con el concurso, te la mereces toda. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Te han quedado preciosas!, me gustan.
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, Dácil! :-)

    ResponderEliminar
  6. Esos moldes son del Lidl, verdad? Yo también los compré pero todavía no lo he estrenado....quería hacer galletas de jengibre, a ver si me animo....

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Sí, lo son! Son súper bonitos y me costaron muy barato. Hay como 25 cortapastas, a ver si me estreno con otras formas... Besos!

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado divinas....me encanta el glaseado tan sencillo!

    Besotes.

    ResponderEliminar
  9. Unas galletas muy bonitas y ricas besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Aurélie!
    Felicidades por tus galletas, han quedado preciosas. Yo también he usado los cortadores de Lidl, que casualidad ¿verdad? jaja son monísimos.
    Te deseo muchísima suerte en el concurso.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!