jueves, 15 de septiembre de 2016

Bundt cake básico de vainilla


Hoy es oficialmente mi vuelta al cole de los blogs, ¡jeje!
Algunos de vosotros habréis vuelto a primeros de septiembre pero yo, que he trabajado todo julio y agosto, he estado de vacaciones tan ricamente en la playa estos primeros días de septiembre.
Y nos ha venido fenomenal, con la ola de calor que ha hecho hasta ahora...
:-)

Sí, puede que os dé un poco de envidia pero si os sirve de consuelo, también he estado trabajando en este proyecto que os traigo hoy y que me tiene muy ilusionada...
Os lo anunciaba hace unas semanas en las redes, os tenía algo muy chulo preparado, y ¡ya ha llegado el momento de desvelar la sorpresa!

Tenemos nueva sección en el blog... ¡una sección de Bundt Cakes, sí!
¿Ah que es genial?
Yo estoy que no quepo en mí, ¡os lo juro!

Además, he creado un logo bien bonito para la ocasión, mirad:




¿Qué os parece? Es muy chulo, ¿verdad?

Llevo tiempo dándole vueltas al tema para saber cómo plantearlo y trabajando en ello y por fin está listo y puedo compartirlo con vosotros...
Además, aprovechando el cambio, le he dado otro empujoncito al diseño general del blog y ya está todo súper organizado y clasificado, ¡qué contenta estoy!

Ahora están todas las recetas y las mesas ordenadas por categoría en forma de índice, los apartados específicos de temporada y ocasiones especiales serán actualizados y publicados en su debido momento, peeeeero lo que más ilusión me hace, es poder darle más visibilidad a dos elementos que son para mí clave en el blog: las Recetas de Flandes y los Bundt Cakes.

Estos últimos ya se han convertido en una auténtica adicción para mí y, ya que tengo tantos moldes taaaaan bonitos, he decidido sacarles más partido y dedicarle un espacio único y especial a estos bizcochos en el blog...
Ya veréis, en el apartado de bundt cakes, os enseño los moldes con fotografías enlazadas a recetas preparadas en dichos moldes, que iré completando con el tiempo y las publicaciones.
Aquí tenéis el enlace para ir a cotillear...
¡Espero que os guste tanto como a mí!

De hecho, la receta de hoy la he preparado en este precioso molde Garland de Nordic Ware, que aún no había estrenado por aquí...

  


Ahora, por supuesto, no podía estrenar esta nueva sección sin una receta estrella, ¿verdad?
¿Y qué es mejor que un básico para empezar de cero?
Así que la receta de hoy es una entrada doble:
receta básica de bundt cake de vainilla
  + 
tutorial paso a paso de elaboración de un bundt cake clásico.
¿No es genial?

Ya os había hablado de dos tutoriales básicos que son súper útiles para los que quieren elaborar bundt cakes y no saben por dónde empezar: éste de ILBC y éste de Bea Roque, pero echaba de menos tener yo un post personal explicando todo eso + mis propias recomendaciones en cuanto a pruebas y experimentos.
De modo que ya está hecho, aquí tenéis mi receta básica de un bundt cake clásico, para moldes individuales grandes (10 cups) o moldes mini tipo "bundlettes" (5 cups), con recomendaciones personales que os pueden ser útiles.

Por supuesto, esta es mi versión del bundt cake "perfecto", elaborada a lo largo de mis propias experiencias.
No pretendo tener LA receta del bundt cake, sólo es mi receta básica infalible, elaborada a partir de varias pruebas y la que mejores resultados me da.
Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis una foto del corte, para que veáis la textura que tiene por dentro...


Siendo verano, no veía mejor forma de acompañar estas mini delicias que con unos melocotones salteados con mantequilla a la vainilla, pero cualquier acompañamiento os vale: coulis de fresa y chocolatecobertura de chocolatesirope de sandía...

Me imagino que querréis pasar al tutorial ya, así que ¡al lío!


Ingredientes:
Para un molde 10 cups (2,4 L):
240 g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
300 g de azúcar blanco
4 huevos camperos
400 g de harina corriente
5 g de levadura química (tipo Royal)
5 g de bicarbonato sódico
1 buena pizca de sal fina
120 ml de buttermilk (o leche semidesnatada con 10 gotas de vinagre o zumo de limón)
250 g de yogur griego sin azúcar (2 botes) > o nata, sour cream, crème fraîche, queso de untar...
1 cc (tsp) de extracto de vainilla

Para un molde 5 cups (1,2 L):
120 g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
150 g de azúcar blanco
2 huevos camperos
200 g de harina corriente
3 g de levadura química (tipo Royal)
3 g de bicarbonato sódico
1 pizca de sal fina
60 ml de buttermilk  (o leche semidesnatada con 5 gotas de vinagre o zumo de limón)
125 g de yogur griego sin azúcar (1 bote) > o nata, sour cream, crème fraîche, queso de untar...
1/2 cc (tsp) vainilla

Para acompañar:
azúcar glace
1 melocotón amarillo
1 paraguayo
1 cdta de azúcar moreno
20 g de mantequilla
1 vaina de vainilla

Receta:
Primero, empieza por preparar todos los ingredientes:
  • Pésalos todos y deja que se atemperen (sobre todo la mantequilla y los huevos).
  • Si no tienes buttermilk, prepáralo mezclando la leche con el vinagre o zumo de limón (verás que al cabo de unos minutos adquiere otra textura, se forma el suero de leche o "buttermilk").
  • Tamiza la harina junto con la levadura, el bicarbonato y la sal.


Ahora, pon el horno a precalentar a 180 ºC, calor arriba y abajo.
>Aquí, es importante conocer tu horno, cada uno es un mundo. Yo uso un termómetro externo para asegurarme de la temperatura. Es una herramienta muy útil y recomiendo tenerlo, porque es muy útil en repostería en general. En todo caso, el horno deber estar caliente al meter el bizcocho, de ahí que haya que precalentarlo bastante tiempo antes de ponerse a preparar la masa.

En una fuente grande (o el bol de tu robot de cocina), bate la mantequilla cortada en trozos junto con el azúcar a velocidad alta durante unos 3-5 minutos hasta que se forme una crema homogénea.


Entonces baja la velocidad y añade los huevos, ligeramente batidos, de uno en uno (no añadas el siguiente antes de que el anterior esté perfectamente incorporado).


Vierte el extracto de vainilla y sigue batiendo.

Cuando esté incorporado, añade 1/3 parte de la mezcla de harina/levadura/bicarbonato.

Cuando esté incorporada, agrega el buttermilk (o la leche).

Cuando esté incorporado, añade otra 1/3 parte de la mezcla de harina/levadura/bicarbonato.

Cuando esté incorporada, agrega el yogur griego (el bote de 125 g).

Cuando esté incorporado, añade el resto de la mezcla de harina/levadura/bicarbonato.

Una vez todo bien integrado, apaga la batidora y comprueba que todo esté bien repartido mezclando un poco a mano con una espátula o cuchara. Como ves, la masa es bastante espesa pero muy lisa.

Ahora, engrasa tu molde con spray desmoldante (o aceite o mantequilla fundida con la ayuda de un pincel) y vierte la masa en el molde.
>Si usas un molde que no es de Nordic Ware, tendrás que engrasarlo y enharinarlo. La grasa puede ser aceite vegetal o mantequilla fundida, extendidos con un pincel. En vez de harina, se puede sustituir por cacao en polvo para darle color y sabor a la capa exterior.
Si tu molde es de Nordic Ware o tiene muy bien revestimiento antiadherente, con engrasar solamente será suficiente.

>La técnica para moldes tipo bundt cakes es verter sólo por un lado y dejar que sea la masa la que busca su sitio. Sin embargo, hay ciertos moldes que tienen muchas hendiduras y requieren "un poco de ayuda". Este molde "Garland" de Nordic Ware es un poco complicado de rellenar, siendo las cavidades más pequeñas y con muchos recovecos... En este caso, tienes que verter la masa sobre todo el fondo del molde, en cada recoveco, hasta llenar todos los huecos, y luego verter el resto de masa por un lado sólo.

Llena el molde hasta las 3/4 partes de su capacidad. No lo llenes más o se te desbordará.

Alisa la superficie con una cuchara si lo ves necesario, para repartir la masa de manera uniforme.
Pon un trapo en la encimera y golpea el molde contra ella para repartir bien la masa y evitar que se cuelen burbujas de aire dentro del bizcocho.

Tapa con papel de aluminio, recogiendo bien los bordes exteriores y dejando el agujero de la chimenea central del molde abierta (para Bundlettes, como ves aquí, se dejan 6 agujeros donde cada chimenea).
> Este paso no es obligatorio pero a mí me resulta muy cómodo porque el papel de aluminio permite que no se me queme la parte superior del bizcocho mientras se hornea (cosa que suele pasar cuando un bizcocho está 60 minutos en mi horno) y también reparte mejor el calor en la superficie, lo que permite obtener un fondo del bizcocho más plano e igualado cuando se le da la vuelta.
Molde Bundlettes:
Molde 10 cups:

Hornea el bizcocho a 180 ºC durante unos 30 minutos para Bundlettes (5 cups) o 60 minutos para Bundt Cake (10 cups). > Existen ciertos modelos de 9 cups (2,15 L), en este caso recomiendo ajustar las cantidades y comprobar la cocción a los 50 minutos. En todo caso, si no controlas mucho tu horno, te recomiendo empezar a comprobar a los 45 minutos, pinchando el bizcocho hasta el centro con un palillo o un cuchillo (tras levantar el papel de aluminio), y si sale limpio y seco, el bizcocho está listo.

Al cabo de este tiempo, saca el molde del horno, verás que la masa ha subido y que toca el papel de aluminio.
Quítale inmediatamente el papel de aluminio y deja enfriar unos 15 minutos (más si hace calor) sobre una rejilla antes de desmoldar.
Bundlettes:
Bundt cake:


>Para asegurarte de que está listo para desmoldar, tienes que mover el molde horizontalmente, si ves que el bizcocho se despega de las paredes del molde, está listo para darle la vuelta. En todo caso, verás cómo encoge el bizcocho y se despega él solo del molde.
Es importante comprobar eso si tu molde es de silicona, cerámica o no tiene buen revestimiento, ya que se podría quedar pegado y se te echaría a perder todo el trabajo previo simplemente por eso (más de una rabieta he tenido yo por eso...).

Mira, lo mismo que en la foto anterior se ve el bizcocho por encima del borde del molde, ahora ha bajado y está al nivel o más bajo incluso que el borde del molde:
Bundlettes:
Bundt cake:

Desmóldalo sobre la rejilla y déjalo enfriar totalmente antes de servir. > Si quieres, en caso de que se haya tapado el agujero central como es el caso aquí, puedes recortar el hueco pasando delicadamente un cuchillo por la superficie, como es muy tierno, no te costará y será más fácil hacerlo ahora que luego una vez dado la vuelta...
Bundlettes:
Bundt cake:

¡Tachán! Ya sólo queda esperar para disfrutar y decorar... O no... ;-)

Como os comentaba, para acompañar estas bundlettes, he preparado unos melocotones salteados.
Para ello, fundes la mantequilla en una sartén, añades una cucharadita de azúcar moreno y una vaina de vainilla abierta y raspada (con semillas incluidas). Mezclas y echas los melocotones troceados (previamente lavados y secados). Cuando estén bien cubiertos de mantequilla y ligeramente dorados, apagas el fuego y listo.
Con los bizcochos cubiertos con azúcar glace, rellenas el agujero central con fruta y decoras con la vaina de vainilla (partida en 6 trozos en este caso).
¡Una maravilla!


¿Quién se apunta a una bundlette?




Bueno, pues ahora que hemos disfrutado de este bizcocho, os dejo que vayáis a cotillear la nueva sección, en la que he habilitado los comentarios para que me deis vuestra opinión.
;-)

Que la disfrutéis, ¡besos a tod@s!



10 comentarios :

  1. Que guay Aurélie!! Nunca vienen mal recetas de bundts, que son una perdición, la verdad. Ya te veía yo la casa llena de moldes, ahora a casarlos partido. Genial las explicaciones! Un beso gordo
    Monie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí sí, aquí nos vamos a poner como albondiguillas a base de bundt cakes, ¡¡jeje!!
      Mil gracias, un beso graaaandeeee!!

      Eliminar
  2. me encanta aurelie , muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Marga! Besitos!!

      Eliminar
  3. Una entrada bien completa, yo soy una loca de los bundt y sigo todos estos pasos como si fuera una religión, jajaaaa, lo de taparlos con aluminio no se me había ocurrido, no se me suelen quemar, pero lo tengo en cuenta.
    Se ven preciosos, se me ha antojado este molde, ainsss, los quiero todoooss!!!
    Besotes mi reina!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja! Si es que tiento a todos con estos moldes tan bonitos... *_*
      Bueno, sé que tanto tú como yo caemos con todos los cacharros bonitos de cocina, ¡jaja!
      Seguro que no tardas en caer... :-D
      Muchas gracias, Tesa, ¡eres un sol!
      Besotesss

      Eliminar
  4. Preciosos estos mini bundt y deliciosa la receta con ese básico de mantequilla.... estoy de acuerdo los bundt y sus moldes son una adicción.
    Genial el logo y la organización para la nueva sección. Felicidades y feliz regreso!
    Las recetas de Flandes, ya sabes, son muy queridas. Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Mon! Somos much@s l@s que compartimos esta adicción, me temo... ¡jeje!
      El cambio ha costado lo suyo pero me alegro de que os guste el resultado, ¡¡a mí me encanta!!
      ¡¡Un besote!!

      Eliminar
  5. Pues nada, ahora te toca llenar la sección con bundt cakes tan bonitos como estos! Esperando estamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oído cocina! Gracias, un abrazo Ana :-)

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!