lunes, 9 de junio de 2014

Helado de vainilla con nueces de macadamia caramelizadas


Os hará gracia o no pero, de pequeña, siempre decía que cuando fuera mayor y que tuviera mi casa con mis cositas, cuando vinieran gente a casa y abrieran el frigorífico, sólo encontrarían postres de vainilla.
Ya veis, desde pequeña pensando en comida, soy una golosa nata... :-)

Siempre me ha gustado la vainilla, más que el chocolate, la fruta, o la nata. Es un sabor que me agrada muchísimo y es muy difícil que me canse de ella.
Obviamente, con el tiempo, he aprendido a disfrutar de otros sabores y hoy en día he ampliado muchísimo mis gustos pero reconozco que sigo teniendo una debilidad por la vainilla.

Eso sí, tiene que ser una aroma natural.
Estas natillas que supuestamente saben a vainilla pero que recuerdan más a canela que a otra cosa y que tienen un color amarillo chillón, no son para nada lo mío... De hecho, cuando llegué a España, me quedé muy extrañada con los postres que aquí venden con "sabor a vainilla". ¡No saben a vainilla!
No estoy diciendo que en Francia sean mejores, aunque en muchos casos el sabor a vainilla de allí se aproxima mucho más a la vainilla de verdad que aquí en España, pero sí que lo de aquí no tiene nombre...
¿Acaso algún postre con "sabor a vainilla" de aquí os recuerda el auténtico sabor de la vainilla?




Este aroma al abrir la vaina con el cuchillo, este dulzor... Ummm, ¡no tiene precio!

Y claro, llevaba mucho tiempo queriendo preparar un helado de vainilla.
Así que con mis 5 yemas sobrantes tras preparar los Merveilleux, decidí preparar este delicioso helado y desempolvar la heladera.
Me inspiré de esta gran receta de Paulita, que ajusté un poco y a la que añadí las nueces de macadamia caramelizadas, al estilo de la famosa marca de helados Häa...D... :-)

Ha sido todo un acierto.
Este helado está buenísimo, realmente increíble de sabor...



Por supuesto, podéis añadirle otra cosa que no sean nueces o incluso nada, pero no podéis dejar de probarlo...
Ah, y ya que teníamos la heladera re-estrenada, pues ya nos animamos a preparar este otro maravilloso helado de lima, limón y limoncello, cremosísimo y listo en un pis-pás, ¡no os lo podéis perder tampoco!

Vamos con la receta de hoy.

Ingredientes:
350 g de leche semi desnatada
200 ml de nata para cocinar
400 ml de nata para montar
170 g de azúcar banco
1/2 cc de sal
2 vainas de vainilla
5 yemas de huevo

Opcional:
40 g de nueces de macadamia
2 cs de azúcar blanco
unas gotas de zumo de limón

Receta:
Primero, calienta la leche, los 200 ml de nata para cocinar, el azúcar, la sal y las vainas de vainilla abiertas y con las semillitas rascadas hasta que hierva. No olvides remover para que no se peque al fondo.
Cuando hierva, apaga el fuego, tapa y deja infusionar unos 30 minutos.
Mientras, trocea las nueces de macadamia.
En una sartén, funde el azúcar con unas gotas de zumo de limón a fuego bajo-medio.
No lo toques ni remuevas para que no cristalice.
Cuando esté el caramelo, agrega las nueces de macadamia y envuelve bien con el caramelo.
Extiende en un trozo de papel de horno hasta que enfrie.
Ahora, bate las yemas de huevo en un bol grande (no mucho, sólo para que liguen).
Vierte la leche infusionada en las yemas mediante un colador para eliminar las vainas y posibles grumos.
Mezcla inmediatamente con unas varillas de mano para que no cuaje el huevo.
Vuelve a pasar esta mezcla al fuego y caliente a fuego suave poco a poco, sin dejar de remover hasta que coja consistencia (como de una crema inglesa).
Cuando esté espesita, prepara un bol dentro de otro bol con agua y cubitos de hielo (para crear una "cámara de frío" alrededor del primer bol.
Vuelca la crema en este bol y remueve hasta enfriar o al menos templar.
Tapa esta mezcla con film en contacto con la superficie y pon en el frigo para enfriar completamente (mínimo 2 h).
Cuando hayan enfriado las nueces caramelizadas, ve troceándolas con la ayuda de un cuchillo.
Saca la crema del frigo, habrá espesado un poco más.
En la batidora (o en un bol usando la batidora de varillas), pon la crema y los 400 ml de nata para montar muy fría.
Bate para mezclar y que monte un poco la nata.


Pon el helado en la heladera y deja que cuaje.
Cuando ya haya mantecado, que ya esté espeso, agrega las nueces caramelizadas.
Envasa en una fiambrera o en tarrinas, tazas, vasitos individuales...

¡Y ya sólo queda disfrutar!







¡Feliz semana a tod@s!





23 comentarios :

  1. Es que la vainilla es un básico que no puede fallar. Justo el otro día estuve probando un helado de vainilla y nueces muy rico, me quedo con tu receta para cuando saque la heladera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás qué bueno!! Eso sí, con heladera. ;-)
      Un besito, Carmen!

      Eliminar
  2. A mí también me encanta la vainilla!!! De hecho, desde que tengo el azúcar vainillado al lado de la cafetera a veces hasta le añado un poco al café! Pero sin duda, creo que lo que más me gusta es el helado de vainilla! Y el tuyo ha quedado fantástico...además con nueces de macadamia: que me apasionan!!!!!!
    Lo tengo que probar ahora que se acerca el calor!
    Un beso guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyuyuyyyy, síiii!! Tienes que probarlo, ya verás, es adictivo! Mejor preparar mini tazas porque sino... :-)
      Ya me contarás!
      Un besito, Fani!

      Eliminar
  3. Aurélie! Este sabor a helado de vainilla es mi recuerdo de infancia, la vainilla es algo extraordinario, cuando es real vainilla y no esas imitaciones espantosas que hay paor todos lados. En cuanto a las macadamias, todavía no consigo que me gusten, así que para mi el helado solito: Un beso grande y que tengas una buena seman

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estupendo, así se hace! Le quitas las nueces y tan ancha, di que sí!
      Espero que te guste tanto como a mí!
      Un besito, Pamela, y buena semana igualmente!

      Eliminar
  4. Yo lo voy a probar seguro Aurélie, me encanta hacer los helados caseros y de vainilla aún no he hecho ninguno.
    Por cierto, tienes razón, en España los postres de vainilla los hacen amarillo chillón y no saben a vainilla... aunque en Holanda son iguales... o sea que en eso no he mejorado con el cambio :)
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji!! En Francia, la Danette es amarilla pero a vainilla sabía cuando era niña. Pero por lo demás, hay sabores sicos. Hacen un Activia de vainilla más rico... :-)
      Este helado te va a gustar muchísimo, ya verás!!
      Un beso grande!!

      Eliminar
  5. No soporto las cosas con sabor a vainilla en las que la vainilla brilla por su ausencia!
    En los helados la prueba de fuego es el color y que tenga "puntitos"; me acuerdo cuando se lo expliqué a mi novio, que no tenía ni idea de dónde salía la vainilla relamente. Los helados y otros postres de color amarillo potente... sospechoso!

    Ay, los helados de Paula siempre me matan, y ahora tú con esta delicia :). Qué textura tiene!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji! Sí, si es que Paula sabe mucho! Los helados le salen bordados, se sabe ya las técnicas que nadie la pilla, jeje!
      Lo de los puntitos es que me encanta! Me imagino que en algunos químicos le pondrán puntitos para dar la impresión de que es de verdad pero el sabor y el color no engañan... ;-)
      A por tus helados, Liliana!
      Un besito!

      Eliminar
  6. Magníficos helados. De pequeño mis preferidos eran unos yogures de vainilla, de Danone, que luego no he vuelto a ver, pero me encantaban. Creo que estos helados me vendrían muy bien en Palma, con la calor que ya estamos pasando.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, ya te digo, con calorcito, tomarse un heladito es lo más gustoso que hay... El de lima-limón-limoncellon es ideal, es súper refrescante y realmente cremoso. Prepáralo, ya verás. ;-)
      Un beso, José Antonio, y buena semana!!

      Eliminar
  7. Un buen helado de vainilla como el tuyo es absolutamente irresistible!!
    Un beso enorme preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has dicho, irresistible!! Jeje!!
      Un besote, guapaaa!!

      Eliminar
  8. m'encxantan, yo no tengo heladera pero con la thermomix me sale de lujo . ñaaaaaaaam que rico

    ResponderEliminar
  9. El otro día usé la tazardillita para servir helado :P ¡Qué gracia!

    Es verdad, hay un montón de cosas con sabor a vainilla, que lo que sabe es a natilla o yema de huevo. De hecho, tal vez nos sorprendiera ver cuánta gente no conoce cómo sabe realmente la vainilla de verdad, ¿no crees?

    Qué pinta tiene, ¡claro, te has inspirado en una buena receta! No me mires así, que yo me refiero a mis fuentes, al gran Lebovitz, jajajaja

    Muy rico con las macadamias, Aurélie :D :D :D

    Un beso!!!!

    ResponderEliminar
  10. Ufff Aurèlie este helado tiene que estar delicioso, esas nueces caramelizadas le tienen que hacer especial !!

    Tienes razón , que "falsos" son esos postres de vainilla comerciales.

    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Que bonito todo!! La nueva apariencia del blog (hacía mucho que no pasaba) y estos helados de vainilla!!! Tienen una pinta sensacional y ahora con el veranito vienen ideales!!!

    Besos!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, sí, cuánto tiempo!! Qué ilusión verte por aquí!! :-)))
      Muchas gracias! La verdad es que el helado ése está rico rico...
      Un besito y hasta pronto!!

      Eliminar
  12. De repente hemos vuelto a la infancia, a aquellos helados de bola gigantes y aromáticos: los llamábamos "mantecados" aunque eran de vainilla. Qué pinta más buena y atractiva tiene el tuyo, y tan cremoso... Nos ha encantado.
    Ah! la taza de la ardillita, una chulada :)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola,

    ¡Hemos visto que tienes muchas recetas! Te queremos presentar la página Todareceta.es, una comunidad donde los blogueros de cocina pueden compartir juntos todas sus recetas, ¡seguro que los usuarios disfrutarán con tu blog!
    Hemos creado también un Top blogs de recetas, donde podrás encontrar la lista de los más de mil blogs que ya se han añadido, y también podrás añadir el tuyo. ¡Y no te tienes que preocupar, porque todo es gratuito!

    ¡Estamos a tu disposición!
    Andreu
    Todareceta.es

    ResponderEliminar
  14. OMG!!! que buenoooo!!! yo también soy de helados aunque en mi caso eran de chocolate y también pensaba de pequeña que cuando fuera mayor comería lo que quisiera, jajaja, ilusa que era una!
    Lo del helado me parece deliciosamente brutal pero con las nueces caramelizadas, wow! me encanta, guapa.
    Un besito linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jiji!! Ya te digo, qué ilusas...
      Cuando por fin puedes decidir, ya tu cuerpo no te permite comer lo que quieras... Incongruencias de la vida, JAJA!!
      Chocolate también está bien, tengo unos polos de chocolate deliciosos en el blog, te los recomiendo ;-))
      EL de vainilla con nueces, no está nada mal, sí. Igual con chocolate, te animas... :-)))
      Un besito, Caty! Buena semana!!

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!