lunes, 8 de abril de 2013

Galletas "cucurru-cookies" de limón con glasa


"Cucurru-cookies", ése es el nombre que les ha puesto mi hermana a estas galletas nada más verlas...
Bueno, mejor dicho, les puso en francés "cocori-cookies", ¿no os parece genial???
A mí, desde luego, ¡me ha encantado el nombre, jeje!!

Yo iba a ponerles un nombre menos original, como galletas "gallinas y pollitos" pero ya veis, es que las mentes privilegiadas funcionan más deprisa... :-)))

Y ahora os voy a decir una cosa, ¡que ni llegué a probarlas!
Las preparé para llevarlas a la "ex" oficina y no me quedó ni una, jeje.
Probé la galleta sin glasa pero con glasa, ninguna.
Pero me alegro, porque significa que tuvieron mucho éxito.

Y es que por mi experiencia y por lo que me han dicho, tenían un sabor a limón muy intenso y riquísimo...
Como eso era mi intensión, pues me alegró un montón saber que el objetivo había sido conseguido.

Con estas galletas intenté poner en práctica las técnicas que aprendí en el curso de galletas decoradas que gané con La Tanana y la verdad es que estoy muy contenta porque he mejorado muchísimo gracias a ello.
De hecho, les doy las ¡gracias de nuevo por este regalo tan genial!!

Cómo he disfrutado preparando y decorando estas galletas...
Me lo he pasado tan bien que podría preparar más ahora mismo. Eso sí, me ha llevado tiempo pero ¡el resultado me ha encantado.

Con su receta de masa de galletas y varios truquitos que nos comentaron, he conseguido que las galletas se mantuvieran tiernas y planas, sin quemarse ni resecarse.
Y como soy muy maja (que eso lo digo yo, ¡jeje!), pues voy a compartir con vosotros la receta y los trucos para hornear galletas perfectas, ¿os apuntáis?

Ingredientes (para 40-50 galletas pequeñas):

Para las galletas:
500 g de harina tamizada
250 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
250 g de azúcar blanco
1 huevo L
ralladura de dos limones

Para la glasa:
1 clara de huevo
el zumo de 1 limón
400 g de azúcar glace (aprox.) tamizado

Receta:
Para la masa de galletas, es muy importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente así que si no lo están, es mejor esperar.
Primero bate (con la batidora de varillas) la mantequilla con el azúcar hasta que se forme una pasta completamente integrada (3 a 5 minutos).
Añade el huevo y mezcla hasta incorporar totalmente.
Agrega la ralladura de limón y una parte de harina. Bate con la batidora hasta integrar.
Ve incorporando partes de harina y bate hasta que se empiece a formar una masa.
Entonces, deja de usar la batidora, agrega el resto de harina y mezcla con la mano.
Cuando termines de mezclar (no amasar, que amasar demasiado no es conveniente), la masa resultante debería tener la consistencia ideal: debería estar un poco pringosa (por la grasa) pero no pegajosa (que se forman pegotes y se queda pegada a la fuente y/o a tus manos).
Si no es así, puedes añadir un poco de harina pero en todo caso, no te asustes si está un poco pringosa, con el reposo eso se arreglará.
Envuelve en papel film y deja media hora en el frigo o fuera si no hace calor.

Ahora, estira la masa (como es mucha, yo la estiro en dos partes).
Para ello, pon una hoja de papel de horno en tu encimera, pon la bola de masa en el centro, cubre con otra hoja de papel de horno.
Para conseguir una altura igualada y bien lisa, os dejo mi primer truco:
a la izquierda y a la derecha pongo dos tablas de la misma altura (las blancas de plástico del IKEA).
Así, conforme voy aplanando la masa, cada extremidad de mi rodillo va tocando cada una de las tablas.
De este modo, la altura de toda la masa estirada es igual. :-)

Estas dos "placas" de masa estiradas, las vuelvo a meter en el frigo, otra 1/2 h.

Entonces, coges tus cortapastas y recortas las figuras que quieras.
Ve apilando las sobras de masa de los recortes, que lo vuelves a mezclar con la mano, lo estiras de nuevo como antes, y como todavía está fría la masa, hasta puedes recortar directamente las figuras hasta terminar con toda la masa.

Estas figuras de masa tienen que ir de nuevo al frigo entre dos hojas de papel de horno.
Yo las dejo allí una hora.
Eso es muy importante porque si horneas galletas con la masa caliente, se formarán burbujas y no quedarán bien lisas. Y eso se nota luego a la hora de decorarlas.

Precalienta el horno a 180 ºC.
Cuando esté bien caliente, pon la primera tanda de galletas a cocer (sacadas inmediatamente del frigo, las demás tandas se quedan en el frigo a esperar su turno).
Para hornearlas, deja cada tanda sobre su hoja de papel de horno y hornea en una placa lisa y con las galletas bien espaciadas (se inflan en el horno y es muy importante dejar espacio entre ellas).

Aquí, otro truquito: hornea las tandas por forma o tamaño. Es decir, que una tanda no puede tener galletas grandes y pequeñas porque las pequeñas se dorarán mientras terminan de cocerse las grandes.

El tiempo de horneado varia de un horno a otro.
Aconsejo estar pendiente a partir de 10 minutos de horneado. Eso sí, no las dejéis más de 15 minutos o se quedarán como piedras.
Un detalle que no tenía en cuenta y que he descubierto es que hay que sacarlas antes de que se doren.
En cuanto veas que la superficie no esté blanda sino como costrosa, ya está.
Así no se te quemarán y quedarán más esponjosas.

Cuando las saques, déjalas en su papel de horno unos 3-5 minutos y luego pásalas a una rejilla para que se enfríen correctamente.
Si alguna galleta tiene una burbuja, un desnivel, puedes aplanarla con el dedo mismo a los pocos minutos de sacarla del horno.

Al cabo de una hora, estarán bien frías.
Si no las vas a decorar enseguida, ponlas en una lata forrada con papel de cocina para que no se resequen y se mantengan blanditas.

Ahora, puedes preparar la glasa.
Esta glasa lleva más limón de lo habitual porque quería que tuviera sabor a limón.
Si no quieres que le dé sabor, en vez de echar todo el zumo, echa unas gotas solamente.
Limpia muy bien el huevo antes de cascarlo y sécalo con papel de cocina para retirar cualquier impureza.
Coge la clara solamente.
A esta clara, echa el zumo de limón colado.
Bate un poco con la varilla hasta que espume (no debe montar, es sólo batir un poco).
Ve echando el azúcar glace tamizado poco a poco, mezclando con la varilla, hasta que tenga la consistencia de pasta de dientes.

Yo hago trampas y, para este tipo de decorado, me funciona.
En general, se usan dos tipos de glasa para decorar: una delineadora más espesa y otra de relleno más líquida.
Yo preparo una textura intermedia que me vale para los dos.
Mi truco: para saber si tiene buena textura (para esta glasa "todo terreno"), cuando levantes la varilla, mira el hilo de glasa que cae en la fuente. Cuando puedas contar 5-6 segundos hasta que la glasa absorba el hilo (que no se note en la superficie el hilo que acabas de dejar caer, que queda lisa), es que está lista.
Para la textura de delineadora, serían 10 segundos, por si os interesa. :-)

Calculo que usé unos 400 g de azúcar glace pero tampoco puedo asegurarlo porque eso depende de la clara del huevo, así que prevé esta cantidad de azúcar glace y, en principio, te sobrará.
Pero eso es a ojo, así que tendréis que ir probando.

Entonces, separa la glasa en tantos colores y tantas cantidades como las que quieras para decorar tus galletas.
Coge tus bolsas o mangas pasteleras, pon el embudo interno de enroscar dentro y coloca en un vaso alto.
Redobla los bordes de la manga sobre el vaso y rellénala.
Eso es el truco para rellenar la manga pastelera.
Ciérrala con una gomita quitando tod el aire que puedas y conserva en el frigo hasta que la vayas a usar.

OJO: no la dejes fuera del frigo que se secará (incluso si está metida en una bolsa con poco aire). Y úsala en los 2 días de hacer porque no olvides que es clara de huevo... Si te sobra, se puede congelar.

Para decorar, ya lo dejo a tu imaginación: las crestas de las gallintas son sprinkles de corazones pegados en la cabeza nada más echar la glasa, cuando estaba recién extendida (sin secar).
Algunas alas son sprinkles de bolitas, estrellas, corazones... pegados de la misma manera.
Y los ojos con sprinkles, de mini bolitas pegados del mismo modo.

Algunos tienen pruebas de técnica "wet on wet" pero eso os lo cuento otro día... ;-)


Espero que os haya sido útil la explicación de hoy y con eso ¡os dejo celebrar el fin de las Pascuas!

Ahora, el reportaje fotográfico, ¡bienvenidos a la granja "cucurru-cookies"!
























¡Felices Pascuas!


38 comentarios :

  1. Tras unos días agotadores y sin apenas tiempo, vuelvo a una relativa calma...así que ante todo, gracias por tus comentarios y aquí me tienes admirando estas obras de arte que nos has puesto, yo no me atrevería ni a morderlas1 Son preciosas Aurelie, la verdad es que te superas cada día!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues haces bien, hay que descansar, es necesario!!
      Muchas gracias, Elena, un besazo!!

      Eliminar
  2. Muy gracioso el nombre que le puso tu hermana ehh y te han quedado realmente fantásticas, tengo ganas de ponerme con las glasas a ver qué tal se me dan. Yo tampoco hubiera dejado ni una jajajaja Por cierto, no encuentro la aplicación para hacerte seguidora!

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!
      Para poder seguirme tienes un gadget arriba a la izquierda, a ver si te funciona. Un abrazo!

      Eliminar
  3. Ohh, son preciosas y perfectas. Los consejos geniales. Unnbeso

    ResponderEliminar
  4. Son una auténtica monada! Sobre todo los pollitos. Y gracias por los consejos para no fracasar en el intento. Ya veremos qué pasa cuando me ponga manos a la glasa je, je. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya me contarás Pilar, un besito!

      Eliminar
  5. ¡¡¡Son preciosas!!!, y una de mis asignaturas pendientes. El nombre le queda genial. Besitos Aurélie

    ResponderEliminar
  6. Muy guapas estas galletas de pollitos , te quedaron muy bien se ve que aprovechaste el curso.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Encarnita!
      Un besito!

      Eliminar
  7. Como decimos los gallegos cuando nos gusta mucho una cosa " QUE COUSIÑA MAIS BONITA" son preciosas de verdad, me encantan. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, María José! Un beso!

      Eliminar
  8. Vaya desfile galletero el que te has montado con estas cucurru cookies. Pero me gusta más el nombre en francés con el que las ha bautizado tu hermana, así que mi aplauso a esa mente privilegiada. No te desentiendas mucho de ella, que siempre piensan más dos neuronas que una, je je je.

    La explicación es mega extensa. Creo que te ha costado mucho más escribirla que hacer las galletas, ¿me equivoco? Lo que me ha sorprendido es que a las galletas también le puedan salir burbujas. Vaya ...

    Te felicito por tu nueva aventura de la que has salido triunfante con corona de laurel. ¡Enhorabuena!

    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, jeje, la entrada requirió tiempo, sí. :-)
      Espero que se entienda todo bien...

      De mis hermanas, es imposible que me separe, son parte de mi!
      Ambas son muy listas, la verdad...

      Un placer verte por aquí, como siempre!
      Un besito, Yolanda!

      Eliminar
  9. Debieras dedicarte a decorar galletas!.....tebquedaron preciosas......maravillosas!....y con un sabor quenencantan!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, muchas gracias, Marcela!!
      Un besito!

      Eliminar
  10. que nmanos tienes!! te han quedado preciosas!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, que bonitas te han salido, la decoración de 10.

    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  12. Te quedaron geniales! Y el nombre.... jajaja nos encanta! Un besote

    ResponderEliminar
  13. Se han comido en tu ex- oficina todas las cucurrucuquis...Qué chulísimas, qué tiernas...No han dejado ni una, qué tragonas y tragones, je, je...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaa, ya te digo, hasta algunas de la ofi se quedaron sin ellas, jeje!!
      Pero mejor, es que estaban ricas! :-) Besines, Mary!!

      Eliminar
  14. Te han quedado genial, me gustan :)

    Yo tengo una gallinita diferente y ayer llegaron mis sobrinos y me las han comido todas, con lo cual, ni gallina, ni huevos, así que debo ponerme a hacer galletas y quería decorarlas muy sencillas, a ver si tengo tiempo..... Pero desde luego que no me quedarán tan finas como a tí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no lo creo, que con una buena manga pastelera y tiempo para decorar, las haces de revista, no lo dudo ni un momento!!
      Gracias María Jesús, un besote!

      Eliminar
  15. Te quedaron divinas, yo no tengo mucha traza decorando galletas, pero me encantan, son deliciosas y con la glasa le da un toque dulce extra que me encanta.
    Un regalo espléndido, natural que desaparecieran se ven tan buenas.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Caty! :-)
      Un besito!!

      Eliminar
  16. Wow! Qué monada de galletas. Mi más sincera enhorabuena :)

    Mil gracias por este post tan completo al que volveré sin duda el día que me ponga con las galletas decoradas con glasa. Está todo super bien explicadito.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen!! Un placer! ;-)
      Besines

      Eliminar
  17. Wahhhhhhhh!!! Qué bonitas !!!!

    ResponderEliminar
  18. Que chuladita!!! Me gustarón un montón Aurélie, te quedaron re-bonitas, la presentación no podía ser más linda y el nombre, bordado!!

    Por cierto buenísimas las peras al té...las he puesto en té de manzanilla con miel y me fascinaron, ideales para mi dieta blanda de estos días :D

    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Mayte!! ;-)
      Me alegro un montón por lo de las peras, la verdad es que según la infusión les da un sabor u otro así que es un postre que deja muchas opciones.
      Un besito, maja!!

      Eliminar
  19. Uy, ¿qué has hecho últimamente?, ¡¡que las fotos están incluso más chulas!!
    O eso o que te veo yo ya con buenos ojos!!

    Me chifla el nombre que le ha puesto tu hermana, en los dos idiomas, jajajajaja

    Te han quedado cuquísimas, yo no hubiera sido capaz de decorar algo tan pequeño como el pollito, o de ponerle la alita a la gallina y luego encima decorársela, jajaja

    Vaya paso a paso y guía de truquitos más genial que te has currado, ¡¡me encanta!! Aunque me temo que no entra en mis planes, mientras no quiera ganar un ataque de histeria o me regalen manos nuevas, decorar galletitas. Solo lo he hecho una vez, porque quería hacerle un regalito a mi novio, pero el resultado fue el esperado, ¡¡Halloween total!!

    Un beso!!
    PD: A la gallina que solo tiene decorada el alita, a la que se le ve la galleta, ¡¡le has puesto o se le ha quedado cara de asustada!! Supongo que es por lo de haber perdido sus plumas, jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaaaa, me parto contigo!!!
      Es lo que tiene la decoración de galletas, que a veces no sale como una quiere, jeje!!!
      Me alegro de que te hayan gustado, ha sido un placer hacerlas, desde luego.
      Un besito, guapa!

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!