miércoles, 15 de octubre de 2014

Pencas de acelgas rellenas


Yo no sé qué me pasa pero cada vez que veo un manojo de acelgas frescas, verdes y bonitas, no me puedo aguantar y tengo que comprarlo...
Es raro, porque tampoco es que sea muy fan de esta verdura, pero no lo puedo remediar.
:-)

A principios de mes, fui al Mercado de Productores de la Cámara Agraria de Madrid y compré un manojo grande, muy fresco, y quise probar hacer pencas rellenas.

Al final, encontré varias recetas que me inspiraron y aquí os traigo el resultado.
Me ha encantado, notas el sabor un poco terroso de la penca, que se suaviza con el queso y el jamón, ¡está muy bueno!

Y si queréis cocinar las acelgas de otra manera, aquí os dejo también otras recetas que os pueden servir de inspiración:


¡Vamos con la receta!


Ingredientes (para unos 20 bocados):
las pencas de un manojo grande de acelgas
2 lonchas de jamón cocido
3 lonchas de queso (manchego, havarti...)
2 huevos
harina

Receta:
Primero, lava bien las pencas, córtales los extremos tirando de ellos para quitarle las hebras al tallo.
Corta los tallos en trozos de unos 10 cm.
Cuécelos en agua hirviendo con sal durante 10 minutos.
Escúrrelos y pásalos por agua fría para cortar la cocción.

Corta el jamón cocido en tozos del tamaño de las pencas.
Haz lo mismo con el queso.
En un cuenco bate los huevos y en otro pon un poco de harina.

Rellena las pencas: dispón una penca, un trozo de jamón, otra penca, un trozo de queso y otra penca.
Cierra todo con dos palillos de dientes cruzados.
Pásalas por harina y a continuación por huevo batido.

Calienta aceite y cuando esté bien caliente, ve friendo las pencas rellenas hasta que estén doraditas.
Ve apartándolas en un plato con papel de cocina para que escurran el aceite.
Puedes comerlas caliente o incluso frías, aunque a mí me gustan más calentitas.


Con este tentempié bien rico, os dejo hasta la semana que viene.
¡Besos a tod@s!