lunes, 21 de abril de 2014

Calamarata siciliana


Hoy estamos de vuelta de las vacaciones, con las pilas cargadas y trabajo en cola.
Nada más que con eso, ya me puedo considerar afortunada, así que aunque el tiempo esté feo en Madrid, hay motivos para alegrarse, ¿verdad?
Y si encima las vacaciones han sido más que perfectas, ¡pues mejor aún!
:-)

Para la vuelta, pensaba traeros otra receta pero resulta que he perdido las fotos así que habrá que repetir la receta (no pasa nada, estaba tan rica que no supondrá ningún problema... ¡jeje!)

De momento, os traigo un plato italiano que, según tengo entendido, es típico de Sicilia, una isla de este maravilloso país que es Italia, que tengo muchísimas ganas de conocer.
El nombre de calamarata viene de la pasta que se usa, que son anillas parecidas a canelones o paccheri partidos en rodajas, y que también se parecen a los calamares en anillas.
Dado que el plato se prepara con ambos (pasta y calamares), cuesta distinguir ambas cosas, de ahí el nombre del plato.
Curioso, ¿verdad?

En España no encontré esta pasta, la traje de Francia cuando estuve en las Navidades, pero si descubro un sitio en España donde la venden, os avisaré.
Si no, se puede preparar con cualquier pasta corta o hueca, ¡estará igual de rica!

Para esta receta, seguí la versión de una Web italiana muy buena, que considero "de fiar", que se llama Giallo Zafferano. Concretamente, esta receta.

Os cuento cómo lo hice...

Ingredientes (3-4 personas):
400 g de pasta para calamarata (anillas)
550 g de calamar (en mi caso, congelado ya troceado: anillas y patas)
250 g de tomates cherry
1 guindilla seca
1 diente de ajo
50 ml de vino blanco seco
3 cc de concentrado de tomate (unos 50 g) (Mercadona)
2 tallos de perejil
aceite de oliva
sal y pimienta

Receta:
Lava bien el calamar y quita las pieles, los ojos y la tinta.
Pon una olla de agua con sal a hervir.
Pela y pica el ajo (sin germen).
Cubre el fondo de una sartén grande con aceite de oliva.
Añade el ajo picado y la guindilla picada sin pepitas.
Agrega el calamar. Cuece minutos a fuego alto.
Añade el vino y deja un minuto a fuego alto.
Agrega el concentrado de tomate, mezcla y baja un poco el fuego.
Lava los tomates y trocéalos en cuartos.
Agrégalos a la sartén. Salpimienta y cuece 10 minutos.
Cuando hierva el agua, pon la pasta a cocer durante 10 minutos (En principio, necesitarían unos 15 minutos para estar al dente).
Mientras, lava, seca y pica las hojas de perejil.
Tras los 10 minutos de cocción de los calamares y tomates, agrega el perejil picado y apaga el fuego.
Tras los 10 minutos de cocción de la pasta, escúrrelas, conservando como 2 cazos de agua de cocción.
Vuelca la pasta inmediatamente en la sartén con los calamares y los tomates.
Agrega los dos cazos de agua de cocción y sube el fuego.
Deja cocer unos 5 minutos más.
Apaga el fuego y deja reposar un minuto o dos más.
Sirve acompañado de queso Parmesano recién rallado.


Una receta sencilla y muy sabrosa.
Probadla, ya me contaréis. ;-)

¡Feliz semana a tod@s!