lunes, 13 de febrero de 2012

Mesa de San Valentín y cenita romántica

¡Qué cursiii!
Pues sí, este año me apetecía celebrar San Valentín de forma empalagosa hasta más no poder...

Sé que es una fiesta comercial, que no hay que esperar a San Valentín para celebrar el amor, y más cosas, pero ¿y qué?
¿Qué más da si un día al año nos recuerdan que no nos olvidemos de la gente a la que queremos?
¿Qué más da si ese día nos compran flores y nos invitan a salir, nos regalan un detallito?
¿A quién no le gusta que le mimen y le digan que le quieren?

A mí, desde luego, ¡me gusta!

De modo que, para San Valentín, yo quería hacer algo especial.
Y con los tiempos que corren, hay que estirar un poco.
Pero de ningún modo significa que hay que ser cutre.
Con un poco de imaginación y dos manitas, se pueden hacer cosas muyyy chulas...

Hace dos semanas que todos los blogueros nos las ingeniamos para encontrar recetas, detallitos y manualidades, a cuál más chula y original, para sorprender a nuestros seres queridos.

Por ejemplo, os dejo por aquí una ideas last minute por si al final he conseguido convenceros de que mañana será un día especial... ;-)

Guirlande fanion pour la St Valentin
Tarjetas pixeladas de corazón
Cupcakes de piruleta
Dulces de yema
Moldes improvisados de San Valentín
Sweat heart cupcakes


Yo, como no he tenido mucho tiempo, me he limitado a lo que más fácil me resulta: una cenita especial, en fin de semana para disfrutarla mejor.

El menú fue muy sencillo pero ¡resultó perfecto! Una ensalada y unos cupcakes (que tenían que haber salido rojos - ¡maldito colorante líquido...!) con una botella de Lambrusco rosado. Y como no, muchas velitas...

La mayoría de los elementos son reciclados de la mesa roja de Navidad y las velas son del IKEA y del Casa. Los candelabros de cristal tan bonitos están hechos a mano y son una adquisición rebajil, del Zara Home. 














 Esta fue la ensalada que preparé: rúcula, pasas, nueces, champiñones y tejas de parmesano (en forma de corazón, por supuesto) con una vinagreta de vinagre de sidra y aceite de oliva.

 Y los cupcakes, supuestamente "red velvet" que salieron blancos pero riquísimos, son de La Dulce Magdalena.
En este caso, las cápsulas son de creación propia, hechas sobre la marcha con papel rosa y un perforador de corazón del Tiger, ¡como no! :-)

Luego por la noche dejamos la mesa puesta, porque el ambiente de las velas era muy agradable...

Y como salieron muchísimos cupcakes, ¡volvimos a aprovechar la mesa para desayunar!
Este precioso cake stand es de cartón, plegable, reversible, y es de HEMA (yo lo compré en Lille pero la tienda es holandesa).




Este precioso ramo de tulipanes me lo regaló mi Valentín, como no.


 Nuestra única taza de corazón, la primera que compré en Madrid.




Espero que os haya gustado e inspirado para vuestra mesa de mañana.

¡Un beso a todos!

14 comentarios :

  1. Una mesa preciosa. Entre esta y la de carnaval nos estás enseñando mucho sobre cómo decorar mesas...y me encanta. Se sale de las entradas con recetas y se agradece. En la variedad está el gusto.

    Bss !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡muchas gracias, Carmen!
      La verdad es que la presentación a mí me importa mucho, le da el toque final a las comidas.
      Un beso!

      Eliminar
  2. Génial !!!! Régalez-vous bien et bonne saint Valentin !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merci, vous aussi les zamoureux !

      Eliminar
  3. Una mesa divina, preparada con tanto esmero que se nota el cariño que le has puesto!!! Me encanta el menú, felicidades a los 2, parejita!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué mesa tan bonita y romántica!! Cuidada al mínimo detalle. Tu Valentín se debió quedar encantado :)
    Y gracias por incluirnos en tu selección de ideas valentineras!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, guapa! Lo pasamos muy bien, sí. Besitos!

      Eliminar
  5. Buenooooooooo eso sí que es una celebración!!! así da gusto celebrar lo que sea, con esa mesa y esas delicias.
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Que monada Aurélie, quedaron preciosos! felicidades.
    Hay que ver como cambian las cosas con un simple papelito ¿verdad?
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, y con lo que nos has enseñado, más aún!
      Gracias, Marina! Un beso!

      Eliminar
  7. Jo, qué mesa más chuli!!!

    Me encantan demasiadísimo los tapetitos de los pajaritos (de qué material son??)

    Y lo mejor es que muchas cosas son reciclables :P

    La ensalada me encanta, lo de la teja de parmesano en forma de corazón es un puntazo, con lo que me gustan además esos crujientes de parmesano.
    La única pena es que no podría ponerle a mi medio limón una ensalada con setas, jajajaja

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada, le pones otra cosita y palante! Jaja!!
      Los tapetitos son de fieltro, del Tiger. De hecho, me parece que este año los han vuelto a sacar, a ver si te puedes acercar...

      Lo demás, hay bastante reciclaje, ya sabes cómo soy... :-)))

      Besitos, Paula!!

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!