viernes, 22 de noviembre de 2013

Cabello de ángel


Cuando llegué a España, había muchas cosas que no había probado nunca, mucha fruta y verdura que desconocía por completo.
No es porque yo fuera delicada comiendo puesto que, como ya os he comentado en varias ocasiones, en mi casa comíamos de todo. Pero hay muchos ingredientes frescos que no se ven allí, que son muy difíciles de encontrar o muy caros: nísperos, granadas, kakis, acelgas, cardos...
Y la cidra es uno de ellos, no se encuentra en ninguna parte.
De hecho, muy poca gente sabe qué es.

Y lo mismo me pasa aquí en España.
Hay alimentos que no veo o que me resultan muy difíciles de encontrar, como por ejemplo el ruibarbo, el apionabo o la escorzonera.
En fin, cada uno se va acostumbrando a la comida local y se conforma con lo que hay, que también merece la pena, ¿verdad?

En Francia, la cidra se llama "courge de Siam" y, a menos que conozcas a una persona que la siembre en su huerto, no la encontrarás en ninguna parte...
De modo que el cabello de ángel tampoco existe.

Y digo yo, ¿sabrán lo que se están perdiendo???
¿Sabrán lo rica que es esta confitura?

Yo creo que si lo supieran, sembraban cidra allí fijo, no lo dudo ni un segundo...

Imaginaos mi asombro y la agradable sorpresa que me llevé cuando probé por primera vez un dulce de cidra...
Pensé "¿cómo pude vivir sin ello tanto tiempo???"

Porque sí, soy un fan incondicional del el cabello de ángel, y me encanta prepararlo en casa.
Sé que es muy fácil de encontrar ya preparado en lata pero a mí me gusta lo natural, y ése no puede ser más natural.
Es bastante laborioso pero es muy fácil de preparar.

Me gusta prepararlo en estas fechas, para tenerlo listo para los dulces de Navidad.
De todos modos, es como la mermelada, aguanta meses, y más si esterilizas los botes.

Espero que os animéis a prepararlo, os encantará y ya no querréis comprarlo de lata.

Ingredientes (para 8-9 botes de cabello de ángel):
2 kg de cidra cocida y escurrida (2 calabazas medianas)
1 kg de azúcar blanco
1 rama grande de canela
la piel de dos limones bien lavados

Receta:
Precalienta el horno a 200 ºC.
Lava bien las calabazas.
Pártelas por la mitad.
Cuécelas con la cáscara por arriba en el horno durante 1 h 1/2.
Tras este tiempo, apaga el horno y déjalas enfriar 1/2 h con la puerta del horno cerrada y luego completamente con la puerta entreabierta.

Otra opción: al microondas.
Pártelas igual por la mitas, cuécelas por mitades dentro de un bol y con tapadera de plástico (la tapa protectora que uses cuando calientes platos al microondas), a potencia máxima unos 12 minutos (o hasta que pinches con un tenedor y estén blandas).
Déjalas enfriar y sigue con los demás pasos.

Una vez bien frías, extrae la carne cocida con la ayuda de un tenedor y quítale las pepitas (notarás hebras más gruesas y duras en el centro, deséchalas).


Deja la carne escurrir en un escurridor encima de una fuente durante varias horas (yo la dejo toda la noche).
Presiona un poco para que escura bien. Si se llena la fuente, váciala para que siga escurriendo.
Ahora, vuelca la carne de cidra en una sartén grande.
Añade el azúcar, la canela y la piel de limón.
Ve cociendo destapado a fuego medio dando vueltas de vez en cuando.
Poco a poco irá caramelizando:
Cuando haya evaporado el líquido por completo (tardará unos 30-45 minutos), apaga el fuego y pasa inmediatamente a los botes.
Llénalos bien hasta el borde, cierra la tapa y dales la vuelta. Deja enfriar por completo.
Yo no los pongo al baño María para que conserven más tiempo pero se puede hacer.

Y ya tenéis un rico cabello de ángel casero, con un intenso sabor a limón y canela, ¡delicioso!



Si os preguntáis qué preparar con esta maravilla, próximamente os dejaré más ideas pero, de momento, os dejo un dulce perfecto para la Navidad, estos increíbles cortadillos de cidra.

Y ahora, ¡a disfrutar!




26 comentarios :

  1. Sinceramente, no soy muy fan de cabello de ángel, no por nada, sino porque no estoy acostumbrada a comerlo... Sin embargo, a David, mi marido, le encanta!!! A ver si se anima a prepararlo con tu receta, eso sí, si encontramos la dichosa sidra, que no tenía ni idea de lo que era!!!!
    Un besito y buen fin de semana, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí en Madrid, sé de un sitio que la vende, es el puesto del Mercado de las Maravillas al que voy. Si quieres, cuando nos veamos, te compro una y te la traigo ;-)
      A ver si el casero te agrada más que el otro...
      Un besito, Lena!!

      Eliminar
  2. Increíble receta ! No tenía ni idea de como se hacía el cabello de ángel... Y es cierto : no tengo ni idea de lo que es la cidra... Y yo pensando que hablabas de sidra y te iba a decir que si que se encuentra en el super de la esquina...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, sí, no es lo mismo que la Sidra con "s", jeje!
      No es fácil de encontra aquí tampoco, aunque según la zona se encuentra más fácil o no.
      Me alegro de que te haya gustado, un abrazo!!

      Eliminar
  3. Adoro chila, e também faço sempre mas nunca corto com uma faca, atiro ao chão até ela partir totalmente, gostei desta receita.

    Beijihnos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué curioso, no me imagino tirarla hasta que se rompa, jaja! :-)
      Pero bueno, yo seguiré usando el cuchillo, que me resulta más fácil!
      Un beso, Sandra!

      Eliminar
  4. A mí también me vuelve loca el cabello de ángel. En Holanda no hay... y por ende tampoco la cidra para hacerla :(
    besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pena, Aisha... Como no traigas latas cuando vengas, te quedas sin ello...
      Te entiendo, en Francia, nadie las conoce tampoco y es una làstima.
      Pues sólo te queda hacer provisiones... ;-)
      Un besito y feliz finde!

      Eliminar
  5. Pues es cierto mi linda rubia!..que difícil se hace encontrar ciertos productos fuera de su país..yo a veces añoro ciertas cosas que comía en el pueblo de mi mami...pero en el fondo me alegro de que no se puedan encontrar por aquí, porque eso les hace ganar en magia y misterio :)...además no se si a ti te pasa..pero a mi me saben mucho mejor las cosas en sus lugares de origen :)
    Enfin, que la sidra me encanta..no creo que me anime a hacerla casera ;) pero estaria encantada si me invitases a un cortadillo de sidra la próxima vez que te vea ;) que me encantan!!! :)
    miles de besos mi rubia de navidad :)...sigue haciendo cositas ricas y muchas recetas de Flandes!!! si???? :)

    muassssssssssssss preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro!!
      Estoy en ello, poco a poco iré dando a conocer más recetas de Flandes, ya verás. ;-)
      Y si cuando nos veamos tengo cortadillos, ten por seguro que al menos uno irá para ti!
      Un besito, Juanita linda!

      Eliminar
  6. No tenia ni idea de como se preparaba el cabello de angel, con lo que me gusta. Pues nada, habra que ponerse a buscar cidras para preparalo esta navidad. Gracias por compartir la receta, nunca te acostaras sin saber una cosa mas... Un besote y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y mucha gente la cuece partida en trozos con su piel en agua hirviendo.
      Yo prefiero al horno porque se cuece en sus jugos y conserva su sabor auténtico.
      Espero que encuentres la cidra, así puedes probar la receta y me cuentas... ;-)
      Un beso, Alvaro! Feliz finde!

      Eliminar
  7. Mi querida amiga, pero que cabello de Angel has hecho, que delicia, como su nombre dice parece que lo ha hecho un Angel, y ese Angel eres tu, para no conocerlo, como te ha quedado de bien, parece que lo estes haciendo toda la vida, eres una artista. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, María!
      Eso es porque está hecho con cariño, jeje! ;-)
      Un besito, que disfrutes del domingo!

      Eliminar
  8. Cuánto tiempo que no veía el cabello de Angel!!!. Me trae muchos recuerdos de pequeña ya que mi abuela hacía unos dulces con el deliciosos. Gracias por la receta. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anna, qué bien saber de ti!
      Me alegro de que te guste la receta de hoy, para mí es un imprescindible. ;-)
      Ya no se usa mucho pero eso no le resta valor, está buenísimo!
      Un besito!

      Eliminar
  9. Anda!! No tenía ni idea. Gracias!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por tu visita!
      Un beso, Mónica!

      Eliminar
  10. Me encanta como te ha quedado y la pinta que tiene es deliciosa!!
    un beso

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que a min no me gusta mucho el cabellos de ángel, pero te ha quedado un blog súperchulo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, normal, todos tenemos nuestros gustos, no nos puede gustar a todos lo mismo, y menos mal! En cuanto al nuevo look, muchas gracias!
      Un besín, Linda!

      Eliminar
  12. Jajajajaja, nunca he sido mucho de cabello de ángel. No me disgusta del todo, y si hay algo que lo lleva, lo pruebo... ¡pero no lo elegiría!

    Mi madre me creó un trauma de pequeña. Si algo lo llevaba, y yo preguntaba por esa cosa, ella me decía: "Buah, es una cosa que empalaga mucho, es un asco". Y yo, muy obediente, pensaba que, si ella lo decía, así sería :P

    No tenía ni idea de que se hacía con ese tipo de calabaza, ¡qué fuerte!

    Un besito!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, empalaga, aunque éste no lleva tanto azúcar y no está mal pero claro, si no es lo tuyo, no hace falta sacrificarte, jeje! ;-)
      Otra mermelada se acepta, aunque sea menos curiosa.
      Ay tu mami, qué penita, a lo mejor luego a ti te encantaba... :-)
      Bueno, que tengas buena tarde, guapa! Besitos!!

      Eliminar
  13. Ayer mismo abri el bote que me regalaste en el AIG, estaba buenísimo :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Bárbara!! Me alegro mucho de que te haya gustado!
      Un besito!

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!