Mostrando entradas con la etiqueta Salados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Salados. Mostrar todas las entradas

miércoles, 30 de julio de 2014

Tartar de berenjena asada al ajo negro


Hace unos meses, tuve la suerte de asistir a un evento organizado con motivo de la publicación online del libro de cocina titulado:

Este libro, en el que han colaborado distintos chefs y blogueros españoles, recopila recetas elaboradas con ajo negro con el fin de promocionar una iniciativa solidaria.
En formato PDF, se puede adquirir online por sólo 5€ y todos los fondos recaudados serán destinados a la Asociación Mensajeros de la Paz.

Además de reencontrarme y conocer a nuevas compañeras blogueras, este evento me permitió probar este curioso producto que es el ajo negro.
Como mucha gente, lo desconocía por completo y debo reconocer que fue una muy grata sorpresa para mí.

Se trata de un ajo que se deja fermentar durante unos 2 meses, un proceso que suaviza su sabor y le confiere una textura muy blanda y un color totalmente negro.
Desarrolla otros aromas que pueden recordar a ahumado, incluso regaliz.

Soy consciente que no es fácil de encontrar pero para los que les interese, he visto que en mi herbolario lo venden, así que quizá podáis encontrarlo en vuestra herboristería más cercana.
Os animo a probarlo y darle una oportunidad.
Y si no sabéis cómo usarlo, podéis descargar este recetario solidario, ¡que merece mucho la pena!

De momento, hoy, os traigo una receta mía, este tartar de berenjena asada al ajo negro, que es ideal para untar en tostes con un poco de queso, en plan picoteo de verano.

Yo lo tomé con un queso de cabra ecológico realmente cremoso que le va de maravilla.
O si no, os sugiero combinarlo con Camembert o Brie.

¿Os animáis?


Ingredientes:
1 berenjena grande
1 cc de comino en granos
1/2 cc de canela
2 dientes de ajo negro
sal
aceite de oliva
pimentón picante

Receta:
Lava bien la berenjena, sécala con papel de cocina, rájala a lo largo y ásala al horno (unos 50 min. a 200 ºC) o al microondas (unos 10-15 min. a potencia máxima) en una fuente untada con un poco de aceite de oliva.
Déjala templarse/enfriar y pélala tirando de la piel.
Córtala a daditos.
Pica el ajo negro (o aplástalo y hazlo puré si es muy blando).
Mezcla todos los ingredientes, añadiendo los condimentos y el aceite poco a poco, al gusto.




¿Una tostadita?? ;-)





domingo, 13 de julio de 2014

Carpaccio de sandía y melón con cecina


Hoy hago un visto y no visto por aquí, con una publicación relámpago.
Llevo un tiempo que tengo que priorizar las tareas y como el blog es más una afición que una obligación, y que desde mi punto de vista, mejor calidad que cantidad, pues he tenido que dejar un poco de lado el tema cocina y blogueo.

Sin embargo, hoy termina el plazo del reto #ponunaensalada de mi hermanita bloguera, Rosi, y quería hacer al menos una aportación más antes de que ella se vaya de vacaciones.



Así que aquí me tenéis, con una ensalada súper refrescante, muy muy fácil de preparar, y con una combinación deliciosa: melón y sandía con cecina.

No recuerdo muy bien cuando fue la primera vez que probé esta combinación pero me gustó tanto que hoy he querido sugerírosla para vuestros picoteos del verano.
En brochetitas mini para el aperitivo en la terraza o como entrante o cena, es una idea que os va a sacar de más de un apuro, y sin gastar mucho dinero.

Por supuesto, la cecina bien podría ser lomo o jamón pero he de decir que el toque de la cecina es único y tenéis que probarlo de todos modos.

Os cuento cómo se hace...

Ingredientes (2 platos como ése):
1 tajada ancha de sandía
1 tajada de melón
cecina (de 3 a 6 rodajas por plato es suficiente)
unos brotes de rúcula
queso Parmesano (u otro curado)
aceite de oliva
pimienta

Receta:
Corta la sandía y el melón en la base de la tajada para separar la carne de la cáscara.
Córtalos en lonchitas lo más finas que puedas.
Extiéndelas a tu gusto en los platos.
Dispón las lonchas de cecina como más te guste.
Esparce lascas de Parmesano y rúcula encima.
Aliña con un hilito de aceite de oliva y un poco de pimienta recién molida.


Como veis, un plato de verano total, en un abrir y cerrar de ojos.
¿Le vais a decir que no a esto...?


Y esto es todo por hoy, amig@s.
Un placer veros por aquí y ¡buena semana!



jueves, 26 de junio de 2014

Ensalada de mi tierra


Algunos ya lo sabéis, llevo una racha que no me dan las horas del día.
Otros años, he sido de las primeras en publicar ensaladas para el reto de mi Rosita pero este año... ¡ni una!

Pero bueno, aprovechando un mini parón, os propongo hoy una ensalada muy vistosa y que se hace con 4 cosas.
¿Os apuntáis?

Se trata de una copa con varias capas de ingredientes de distintos colores, todos muy típicos del Norte de Francia.
Fresca, combinando sabores y texturas, es un plato ideal para almorzar ligero ahora que estamos en verano.

Si no os habéis apuntado al reto, aquí tenéis el enlace al blog de Rosi donde explica todo, tenéis hasta el 13 de julio para apuntaros.


Así que ésa va por ti, hermanita. ;-)
Y a vosotros, amigos, espero que os guste...

Ingredientes (para dos personas):
2 endibias
1 remolacha mediana cocida
1 loncha gruesa de jamón cocido
1 manzana (preferiblemente Fuji o Gala)
2 huevos duros
1 chalota pequeña
3 cs de aceite de girasol
1 cs de vinagre (preferiblemente de sidra)
sal y pimienta

Receta:
Primero, pon los huevos a cocer: en agua fría con un chorro de vinagre, pon los huevos y cuenta 10 minutos cuando empiece a hervir fuerte.
Sácalos y ponlos en agua fría (con hielo) y pélalos.
Mientras cuecen, pica la chalota muy fino.
Prepara el aliño mezclando el aceite, el vinagre, la chalota, la sal y la pimienta.
Lava la remolacha para quitarle los restos de piel y córtala a daditos.
Corta el jamón en dados.
Lava la endibia con un papel de cocina húmedo, reserva unas hojas (las más bonitas) y pica el resto, desechando en centro que es lo más amargo.
Pela los huevos, deja uno para cortarlos en dos mitades y pica el resto en dados.
Lava bien la manzana, sécala y córtala a dados, dejando una tiras finas para decorar.
En una copa transparente, pon una capa de remolacha picada, encima la endibia picada, el jamón cocido, huevo duro y manzana.
 Decora con las hojas de endibia, las láminas de manzana, el medio huevo y sirve con la vinagreta en un recipiente aparte o ya regado con el aliño.


Fresca, dulce, ácida, amarga, tierna, crocante, ¡una maravilla!

¡Animáos, ya veréis qué buena!
;-)

miércoles, 4 de junio de 2014

Paté de remolacha y yogur


¿No os prometí otro paté con sirope de dátiles?

¡Pues aquí lo tenéis!
Éste con remolacha, ¡una auténtica delicia!
Está dulce, con un toque picante, ¡muy bueno!

También está sacado del libro Jerusalem (Ottolenghi & Tamimi).
En el libro recomiendan servirlo con queso fresco de cabra y creo que sería una mezcla muy pero que muy acertada, más aún con las avellanas y la cebolleta.

Os dejo probarlo por mí, ya me contaréis...



Ingredientes:
500 g de remolacha cocida y pelada (un paquete)
2 dientes de ajo pequeños
1 pimiento chile fresco
250 g de yogur griego
3 cs de aceite de oliva
1 cs de za'atar (o, en su defecto, una mezcla de tomillo, orégano, comino molido, sésamo y pimienta molida)
sal

Para acompañar/decorar:
cebolleta picada
avellanas tostadas

Receta:
Saca las remolachas de la bolsa y frótalas con la manos debajo del grifo de agua fría para quitarles los restos de piel.
Trocéalas y échalas en la picadora.
Pela y quítales el germen a los ajos. Lava y seca el chile y quítale las pepitas.
Añade el ajo y el chile en la picadora, junto con el yogur griego.
Tritura hasta obtener un puré fino.
Entonces añade el resto de ingredientes (salvo los de decoración) y tritura de nuevo.

Sirve con un poco de cebolleta y avellanas picadas.




viernes, 30 de mayo de 2014

Paté de calabaza y tahini


Ya os comenté que desde que tengo el libro de Jerusalem (Ottolenghi & Samimi), estoy enganchada con sus recetas.
Todas son maravillosas, llenas de sabores y colores, especialmente las de verduras.
Lo recomiendo muchísimo, si tenéis oportunidad, podéis comprarlo con los ojos cerrados.

A raíz de ello, preparé un delicioso sirope de dátiles, al que estoy dando salida con muchas recetas del libro.

La que os traigo hoy es una de ellas.
Se trata de un paté cremoso para untar, un mezze a base de calabaza y tahini, que incorpora el sirope como toque final.
Se sirve con pan, como éste casero, o pan de pita o incluso regañás, y es ideal como entrante o picoteo.


Este paté llena muchísimo y sale mucha cantidad, no dudéis en reducir los ingredientes a la mitad o menos.
Salen como 4 platos como éste, ¡así que avisados estáis!
;-)

Pronto vendré con otro paté, que también incorpora sirope de dátiles y que os va a encantar, ya veréis...

¿Os doy una pista?
También sale en la foto...
:-)))

Ingredientes:
900 g de puré de calabaza (1,2 kg con piel y cruda)
2 cs de aceite de oliva
1 cc de canela en polvo
70 g de tahina
120 g de yogur griego
2 dientes pequeños de ajo
sésamo negro y blanco (o sólo blanco)
2 cs de cilantro fresco picado
sal

Receta:
Si no tienes puré de calabaza, prepáralo cociendo la calabaza pelada al horno o en agua y machacándolo.
Pica los ajos finito.
En un bol, mezcla todos los ingredientes salvo el sirope de dátiles, el sésamo y el cilantro.


Para servir, extiende el paté en una fuente, esparce sirope encima con un poco de sésamo y cilantro picado.
Acompaña con pan. Y si es casero, ¡mejor aún!



  

El toque dulce de la canela y los dátiles va muy bien con la calabaza y el cilantro, es muy buena combinación.
Creo que con brochetas de carne de cordero, ¡sería una mezcla explosiva!

Os dejo probar la receta y en breve os propondré otra opción con sirope de dátiles...

Y, queridos madrileños, no olvidéis que este finde hay Feria del libro en el Retiro, con firmas y autores, un plan perfecto, vamos.
Así que.. ¡nos vemos en la Feria, amigos!

¡Besos a tod@s!
¡Buen finde!



lunes, 26 de mayo de 2014

Ensalada de calabacín y tomates asados


El otro día os comenté que había preparado sirope de dátiles, un endulzante natural muy usado en la cocina de Oriente Medio.
Mi intención era tenerlo para usarlo en unas recetas que había visto en mi nuevo libro de cocina "Jerusalem" (Ottolenghi & Tamimi), incluida la maravilla que os traigo hoy.

Esta receta ha sido todo un descubrimiento.
La mezcla de ingredientes que incluye es curiosa y sorprendente, hasta podría parecer imposible a priori.

Sin embargo, el resultado ha sido de lo más delicioso.
La verdura asada con el yogur, el limón, las hierbas, el picante, etc., ¡nos ha encantado!

Si os da pereza preparar sirope de dátiles, podríais sustituirlo por golden syrup o incluso miel.
No será igual pero quedará rica también.

¿Os animáis a probarla?

Ingredientes (4 personas):
800 g de calabacín (uno muy grande)
600 g de tomates maduros (4 medianos)
125 g de nueces
2 dientes de ajo pequeños
1 pimiento chili grande o 2 pequeños
220 g de yogur griego
1/2 limón (cáscara y zumo)
2 ramas grandes de hierbabuena (las hojas) (o menta)
2 ramas grandes de perejil (las hojas)
aceite de oliva
sal y pimienta

Receta:
Primero, lava las verduras.
Precalienta el horno a 200 ºC.
Parte el calabacín en dos a lo largo y luego a lonchas largas no finas.
Parte los tomates por la mitad.
Pasa ambas verduras por la plancha a fuego muy fuerte con un chorrito de aceite para dorarlas.
Llévalas a una bandeja al horno y hornea unos 20 min a 200 ºC. 
Mientras, prepara el resto de ingredientes:
Ralla la cáscara de medio limón y exprímelo (medio también).
Pica el ajo finito (sin germen).
Pica el chili (sin pepitas).
Pica gruesamente las nueces.
Pica el perejil y la hierbabuena (dejando unas hojas para decorar).
En un bol, mezcla el yogur con el ajo, el chili y el zumo y la cáscara de limón.
Añade las nueces, las hierbas y 1-2 cs de sirope de dátiles.
Cuando la verdura esté asada, déjala enfriar un poco.
Quítales las piel a los tomates y córtalos en trozos normales (ni pequeño ni muy grandes).
Haz lo mismo con el calabacín.
Échalos a la salsa anterior y salpimienta. Mezcla bien.

Ahora sólo queda presentar en una fuente, aliñando con unas gotas de aceite de oliva y un poco más de sirope de dátiles y decorando con unas hojitas de hierbabuena o perejil.


Una ensalada muy refrescante y sabrosa, ¡ya veréis!


viernes, 23 de mayo de 2014

Pastel de patata y salmón ahumado - Cocido de sopa


Hoy que sigue haciendo feillo en Madrid, os propongo una deliciosa receta de la mano de nuestra querida Yolanda (Cocido de Sopa).
Aprovechamos el fresco para encender el horno, antes de que vuelva el calor de verdad.
¿Qué os parece la idea?


Es un pastel muy fácil de elaborar, con un sabor muy suave y a la vez marcado, que mezcla el crujiente de la pasta filo con la cremosidad de la patata.

Ha sido un éxito en casa así que lo comparto con vosotros.

Por el aspecto visual y los contrastes, recomiendo echar la semillitas negras encima, ya sean de sésamo negro o de amapola, queda más bonito así, aunque no es obligatorio para nada.


No es precisamente light pero tampoco tiene grasas "añadidas", solamente trae las de los productos en sí: el salmón, el huevo y la nata.
Además, si se toma una porción sólo y con una ensalada, es un plato muy sano y completo.

Creo que esta receta se merece una oportunidad antes de la operación bikini, si no la habéis empezado ya, claro está, ¡jeje!

Para consultar la receta de Yolanda, sólo tenéis que pinchar aquí.

Os dejo babear un rato... ;-)
¡Feliz finde a tod@s!

A ver si vuelve el solecito, quiero salir a pasearrrr...

Ah, y mi descubrimiento de la semana, para los inquietos como yo: un blog genial de ¿qué hacer en Madrid? llamado "madridfera", con ideas de actividades para este finde.

¡Hasta el lunes!!




domingo, 18 de mayo de 2014

Tarta de endibias o "Tarte aux chicons" y... ¡resultado del concurso!


El día del veredicto ha llegado...
Tras reunir todas las votaciones, la receta ganadora en el concurso de recetas de Flandes ha sido...

¡las "boulettes à la liégeoise" de Juana!

¡Enhorabuena mi Juanita linda!!
Por favor, mándame tus datos a alflachefa@gmail.com para que te pueda mandar tu premio.

Si queréis consultar su receta, podéis hacerlo aquí.

El resultado ha sido muyyy reñido porque Mayte ha estado a un voto de empatar...
Tengo que reconocer que ha sido muy difícil elegir a una persona sólo.
Sinceramente, me hubiera encantado poder premiar a todas y cada una de las recetas.

Pero no pudo ser, así que solamente puedo agradeceros el haber participado y haberme regalado estas increíbles recetas, que en muchos casos desconocía por completo.
Ha sido un placer leeros, ver vuestra implicación, y sólo puedo devolvéroslo de una manera: con este recetario electrónico, una recopilación de vuestras recetas y de dos recetas extra de propina. ;-)
Espero que lo disfrutéis y que os animéis a probar cada una de ellas.

No os preocupéis, yo seguiré publicando recetas de mi tierra, entre ellas la de hoy, que se hace muy fácil y puede servir de almuerzo de picnic con una ensalada.
Así, cerramos el concurso del mismo modo que lo abrimos: con una receta de Flandes.

¿Os apuntáis?

Ingredientes:
Para el fondo:
200 g de harina
100 g de mantequilla
1 huevo
sal

Para el relleno:
3 endibias grandes
1 huevo + 2 yemas
200 ml de nata para cocinar
100 ml de leche
mantequilla
nuez moscada
sal y pimienta

Receta:
Primero, mezcla la harina con una pizca de sal y la mantequilla cortada a dados con la mano en un bol hasta conseguir una textura arenosa.
Agrega el huevo y amasa hasta formar una bola homogénea.

Pon esta bola en film en el frigo durante 30 min - 1 hora máx.
Ahora, enharina tu encimera y la masa y estírala.

Pásala a una tartera engrasada y enharinada (con cuidado, es quebradiza).
Recorta el borde con cuchillo (yo con las sobras de los bordes hice una tartaleta individual) y pínchala con un tenedor.
Pon el horno en marcha a 200 ºC y pon la tarta dentro, para que se vaya haciendo el fondo ligeramente.
OJO: vigila que no burbujee, en cuyo caso debes pincharla con el cuchillo.

Mientras, prepara el relleno.
Limpia las endibias con un papel húmedo y quítales el troncho (amargo) así:
Trocéalas a tiras finas.
Funde un poco de mantequilla en una sarten.
Añade las endibias y deja que se hagan a fuego medio 10 minutos.
Se tiene que evaporar el agua que hayan soltado.
Vigila el horno. Si ves que el fondo empieza a parecer más seco, sácalo del horno. No apagues el horno.
Si no está, déjalo un poco más.

En un bol, mezcla los huevos, la nata y la leche con una varillas. Salpimienta y condimenta con nuez moscada.
Saca el fondo de tarta del horno (si no lo hiciste antes). No apagues el horno.
Extiende las endibias encima.

Cubre con la mezcla de huevo.


Hornea a 200 ºC durante unos 30-35 minutos (hasta que la veas cuajada y dorada).


Como veis, queda finita, de modo que también queda muy bien cortada en porciones para el aperitivo.
Pero podéis prepararla en una tartera más pequeña, dejándola más alta y gruesa.

En frío o en caliente, ¡me encanta de ambas maneras!


Espero que esta tarta rústica os haya gustado y que os apuntéis a las recetas flamencas, seguro que os enamoráis...

Una vez más, ¡mil gracias a todos por vuestro apoyo y vuestras aportaciones en el concurso!

¡Besos a tod@s y feliz semana!