sábado, 9 de febrero de 2013

Galettes de sarrasin



Las galettes de sarrasin son una especialidad de Bretaña y Normandía, muy conocida y extendida en toda Francia. Son unas crêpes muy grandes hechas con trigo negro o trigo sarraceno, lo que les confiere un sabor un poco amargo realmente incomparable.

Son un clásico de la gastronomía francesa. Recuerdo la primera vez que probé una de verdad, un día que fuimos a la cuidad de Brest con mi hermana mayor, lo recuerdo perfectamente... Nunca pude olvidarlo...
Fue en un restaurante típico de la cuidad, muy tradicional. Por supuesto, acompañamos nuestras galettes de la tradicional "bolée de cidre", o sea, de un tazón de sidra fresquita, ummm....

Y como la semana pasada no pude celebrar nuestra fiesta francesa de la Chandeleur, pues hoy he preparado la versión salada de estas tortitas y las comparto con vosotros.
El año pasado, aprovechando el desafío Little Cook, os explicaba cómo preparar las auténticas crêpes. Este año, he optado por otra receta tradicional que, aunque lleve el mismo nombre, se elabora de una forma un poco diferente.

Ahora, antes de explicaros cómo se hace, quería comentaros un par de proyectos que se han hecho realidad en esta última semana y que me hacen mucha ilusión...

El primero no es personal sino de otra blogger, Paloma (Colometa cuinereta), que abrió el lunes su tienda en Tres Cantos y a quién deseo ¡toda la suerte del mundo! La tienda es, como os imagináis, de productos gastronómicos, casi todos ecológicos o con denominación de origen, y también de "cacharritos" de cocina de Lékué y Silikomart. Ha sido muy valiente y, tras acudir a su inauguración el domingo pasado, os puedo garantizar que la tienda es una auténtica maravilla... Tiene muchísimos productos de altísima calidad, en un ambiente rústico y acogedor, es un lugar donde comprar a gusto y con total confianza. Nos fuimos de allí con dos bolsas llenitas de comida y vino y todo lo que hemos probado hasta ahora ha sido delicioso, ¡realmente delicioso! Así que si tenéis ocasión de ir, no dudéis en acercaros, no os arrepentiréis... 

De hecho, os recomiendo los chocolates ecológicos y los pimientos cherry rellenos con queso, ¡ñammmm!!!! :-)
Ésta es su tienda (fotografía del blog de Paloma):


Y el segundo proyecto que os quiero comentar es más personal... Tras 5 años en mi empresa, ayer renuncié oficialmente a mi empleo para empezar una nueva vida como traductora autónoma. Es una decisión muy pensada y que me da un poco de vértigo, pero que ya era necesaria para mi bienestar. De modo que decidí dar el salto y aquí me tenéis, al mando de una nueva vida laboral. Mi objetivo es disponer de más tiempo y tener más flexibilidad horaria para poder dedicar más tiempo a los míos y a lo que me gusta. Por supuesto, si necesitáis traducciones, ¡pensad en mí! :-))

Ya no me enrollo más, esta vez, sí, empecemos con la receta...

Ingredientes:
Para 12 galettes:
750 g de harina de trigo sarraceno
2 cs de sal gorda
1 huevo grande
1,5 L de agua fría

Para el relleno (de 4 galettes):
1/2 L de Béchamel
1 lata de champiñones (o 1 bandejas de frescos salteados)
50 g de jamón cortado en taquitos
queso rallado (preferiblemente Emmental)

Receta:
Prepara la masa de las galettes 4 horas antes de hacerlas para que le dé tiempo a la harina a absorber el agua y que empiece a fermentar:
Pon la harina en una fuente grande y forma un volcán. En el centro, pon la sal, el huevo, una parte del agua y mezcla con la batidora de varillas. Añade el resto del agua y mezcla hasta que quede todo bien integrado.
Tapa con film y deja reposar en el frigo 4 horas como mínimo.

Tras este tiempo, coge una crepera o sartén grande (yo usé mi paellera :-) ) y engrásala con aceite de girasol extendiéndolo con un papel de cocina.
(Engrásala con el papel con aceite antes de hacer cada galette, permite que se formen las burbujas características de las galettes).
Calienta a fuego alto.
Cuando esté bien caliente, vuelca un cazo y medio de masa en la sartén y gírala para que se extienda bien la masa. Si hace falta, usa una espátula para repartirla bien.
Cuando el borde de la crêpe se levante y esté doradito, dale la vuelta y deja 30 segundos / 1 minuto más y aparta a un plato.
Repite estos pasos hasta terminar con la masa. Ve apilando las galettes en el plato.

Ahora, en una cazuelita, calienta la Béchamel junto con los champiñones.

En la sartén grande (mi paellera), calienta una galette por un lado (casi nada, solo para darle calor), dale la vuelta y echa en el centro un poco de Béchamel con champiñones. Esparce jamón picado y queso encima y dobla los bordes dejando el centro al descubierto. Tras un minuto, cuando está el queso fundido, está listo.
Aparta al plato de servir y decora a tu gusto: hoja de perejil, reducción de vinagre...

Hay gente que echa también un huevo en el centro. En este caso tienes que poner el fuego muy bajito para que cuaje el huevo sin que se queme la galette.

¡Una receta típica francesa, realmente deliciosa y mejor aún acompañada de una copita de sidra o de vino blanco semi-dulce!

¡Feliz fin de semana!

26 comentarios:

  1. Crepes saladas!!! estoy pensando en los diferentes rellenos que pueden ir dentro, deliciosas ideas se me ocurren, la tuya es fantástica.
    Suerte y muuuucho trabajo en tú nuevo proyecto, eres muy valiente guapa.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Caty! Los rellenos puedn ser de lo que te guste, por supuesto, como bien dices, sólo hay que echarle imaginación...
      Besitos!

      Eliminar
  2. Galettes, me chiflan!! Y el relleno, mmm!
    Mucha suerte en la nueva etapa, re-compi!! Estoy segura de que te va a ir fenomenal! :**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy, Olguis!! Qué ilusión ser compis de nuevo!!!
      Las galettes, a ver si te puedo ver y te traigo unas... ;-)
      Besitos!

      Eliminar
  3. Antes de nada desearte lo mejor en esta nueva etapa de tu vida querida Aurélie!!! No te preocupes, seguro que te va a ir estupendamente!!!
    No conocía estas tortitas tan típicas de tu tierra, se ven deliciosas, qué buena pinta y con esa sidrita fresca...Delicia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, con esta sidra que entra tan fácil... jaja!!
      Gracias querida Mary! ;-) Besines!

      Eliminar
  4. Me encantan las galettes de sarrasin, tienen un sabor particular, totalmente diferente al de las crêpes dulces a las que estamos acostumbrados por aquí.

    Mucha suerte en tu nueva andadura. QUé valiente. Te deseo mucho éxito!

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Olivia!
      En relación con el sabor de las galettes, así es, saben totalmente distinto, o te gustan o no te gustan nada, no hay medias tintas, jeje!
      Besitos, guapa!

      Eliminar
  5. Hola guapa la receta no la cononocia y gracias ati la conozco un poco!! que buena tiene que estar y el relleno de relujo uuufff...Mucha suerte en ese proyecto seguro que te dar muchas satisfaciones...Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Esther!
      Me alegro haberte dado a conocer este plato tan francés! :-) Besitos!!

      Eliminar
  6. Las galettes me encantan! acompañadas de sibra son deliciosas. Aqui en valencia hay una creperia normanda y las hacen buenisimas. Te han quedado de lujo. besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyyy, las creperías son un peligro, cómo te entiendooo!!!
      A ver si las intentas preparar tú, seguro que te salen fenomenal!
      Besos, Susana!

      Eliminar
  7. Por aquí en Asturias hacemos unas parecidas ,y se rellenan casi siempre de cosas dulces,pero tambien se pueden rellenar de salado.
    Te deseo mucha suerte en tu nueva vida laboral.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Encarnita!
      No me extraña lo que me comentas, si es que La zona oeste de Francia tiene muchas en común con la española, será el océano, jeje!
      Éstas llevan sal en la masa por lo que le va más lo salado pero vamos, que con dulce seguro que se dejan comer... :-)
      Un besito!

      Eliminar
  8. Aurélie, has dejado para el final la noticia más importante de todas por el gran significado que tiene para ti. ¡Una valiente más en el barco! Has decidido tomar las riendas del rumbo de tu vida, dirigirlo en la dirección que te llevará a muchas satisfacciones profesionales, y de rebote, esperemos, que personales también. Te deseo mucha suerte en este nuevo viaje. Yo me acordaré de ti si en algún caso alguien cercano a mi, o yo misma, necesitara de tus servicios como traductora de lengua francesa.

    Lo de Paloma es una aventura de riesgo también. Con lo que te leo ahora de nuevo a ti sobre su tienda, vuelvo a estar segura de que un paseo por su tienda bien merece la pena.

    Y sobre tus galettes ... no para una de descubrir nuevas recetas relacionadas con las costumbres de los países de los que proceden. Y en Francia hay mucha cultura e historia, mires donde mires.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yolanda, muchísimas gracias por tus palabras de apoyo!
      El cambio es para mejor, sin duda!
      En cuanto a la gastronomía francesa, no puedo estar más de acuerdo contigo, aunque la española no se queda atrás...
      Un beso grande!

      Eliminar
  9. Mira por dónde que esta es la segunda receta que veo hoy con harina de sarraceno que, hasta ahora, desconocía. Qué casualidad. Ya se me ha quedado bien grabada en la memoria :)

    Mucha suerte en tu aventura...aunque no creo que la necesites porque tu vales mucho y te van a caer los trabajos del cielo. Y por docenas.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué casualidad! Pues a ver si te gusta su sabor... :-)
      Gracias por tu apoyo, un besazo, Carmen!

      Eliminar
  10. Qué galletas más buenas Aurélie!! Se ven deliciosas y no muy complicadas de preparar, en mi casa de seguro les van a encantar.
    Te felicito por la decisión que has tomado, de seguro te hará más feliz y como todo en la vida, a veces necesitamos ésa valentía para dar ése salto que traerá retos pero muchas satisfacciones. Enhorabuena y te deseo todo lo mejor!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Inés!
      Si pruebas la receta, me cuentas.
      Un beso!

      Eliminar
  11. Hola amiga ya nos vimos en la tienda de Paloma y también puse unas cuantas fotos de su preciosa tienda, darte también mi felicitaciones en tu nuevo proyecto. Besos cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doris!
      Muchas gracias, confío en que salga todo bien tanto para Paloma como para mí! ;-)
      Un besito!

      Eliminar
  12. Por cierto las galletas son una monada y seguro que con la pinta que tienen riquisimas.Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a nosotros nos gustan mucho, es cuestión de probar... Jeje!
      Un besín!

      Eliminar
  13. ¡¡Me encantan!!

    Las he probado en Francia, y aunque aquí no encuentro trigo sarraceno tan fácilmente, me hago una ligera idea de dónde podría comprarlo. Sin embargo, es como un quiero pero no quiero.
    No me atrevo a hacerlas yo, es de esas cosas que, si no las comes "en su sitio" no tienen la misma fuerza o encanto, ¡no sé cómo explicarlo!

    Sin embargo, con ese relleno y con esa pinta, pienso que soy un poco lela!!

    Has tomado una señora decisión, felicidades! Digo felicidades porque hay que ser muy valiente, tener mucha fuerza, y las ideas bien claras para dar un paso tan importante, y entiendo el vértigo, pero te deseo toda la suerte y buen ánimo del mundo, ¡¡que esta nueva etapa sea mejor que la anterior!! :) :)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del sitio adecuado, te entiendo completamente, Paula!!
      Yo soy de "rituales" también, a cada cosa su momento y lugar... Aunque a veces nos gustan las sorpresas, no te digo que no... :-)

      Sobre la pinta, yo, ya... ¡Qué más te puedo decir???

      Y ahora, la decisión, ¡estoy súper feliz!
      Hoy ha sido mi primer día y me encuentro divinamente!!! ¡Y que dure!!!

      Besotes, Paula!

      Eliminar

No te cortes, ¡comenta cuanto quieras! :-)

Es un placer tener tu opinión y compartir experiencias contigo.
Te contestaré en cuanto pueda.

¡Muchas gracias!